34 C
San Pedro Sula
sábado, junio 15, 2024

Ayuno en el embarazo, conozca los riesgos y recomendaciones

Debes leer

DE MUJERES. El ayuno durante el embarazo es una práctica que acarrea riesgos. Como se sabe, durante esta etapa resulta fundamental una nutrición adecuada para mantener la buena salud tanto de la madre como del bebé. Por eso, privarse de alimentos es más que cuestionable.

Pese a esto, algunas mujeres optan por ayunar en esta etapa, bien sea por motivos religiosos o por convicciones frente al estilo de vida que deben llevar. Hoy la ciencia ha encontrado evidencias de que esto no es saludable y, por el contrario, deriva complicaciones. Para saber más al respecto, sigue la lectura.

El ayuno durante el embarazo

El ayuno está de moda en el mundo, ya que su práctica se ha relacionado con algunos beneficios para la salud.

También de interés – Mitos y realidades: ¿se puede comer piña durante el embarazo?

De cualquier modo, es una estrategia que debe aplicarse de la mano de profesionales de la salud o la nutrición, dado que no es apta para todos. En el caso del embarazo, no hay suficientes evidencias sobre sus efectos. Aún así, algunos estudios asocian su práctica con un mayor riesgo de diabetes gestacional e inducción del parto.

Posibles efectos del ayuno durante el embarazo

Hace algunos años se llevó a cabo un estudio acerca de los efectos del ayuno durante el embarazo en un grupo de ratas. Así, se constató que los animales que no ingerían alimento durante más de 12 horas incrementaban el riesgo de tener partos prematuros.

Lo anterior se debe a que la privación de alimentos hace que aumente una sustancia llamada «hormona liberadora de corticotropina», que puede estimular el trabajo de parto, aunque sea prematuro.

ayuno en el embarazo
La práctica de ayunos durante el embarazo se asocia a un riesgo elevado de diabetes gestacional.

Faltan estudios similares en humanos, pero los hallazgos hacen plantear a los científicos tres posibles efectos del ayuno durante el embarazo. Esto abarca lo siguiente:

  • Bajo peso al nacer. El ayuno propicia una desnutrición temporal que puede causar efectos permanentes en el feto.
  • Deterioro cognitivo. Las restricciones nutricionales pueden aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Si esto ocurre, podría provocar deterioro cognitivo en el niño.
  • Otros. Ciertas veces, abstenerse de comer lleva a que se produzcan cuerpos cetónicos, unas moléculas que surgen en el hígado y que podrían tener efectos negativos sobre el feto.

La nutrición básica durante el embarazo

Una mujer en gestación no debe comer por dos, pero sí debe ingerir los nutrientes necesarios para atender al crecimiento y al desarrollo de esa nueva vida. Lo idóneo es dividir las ingestas a cinco comidas diarias, acompañadas con un consumo óptimo de agua. Los nutrientes que deben priorizarse son los siguientes:

  • Ácido fólico
  • Hierro
  • Calcio
  • Piridoxina
  • Proteínas
  • Zinc
ayuno en el embarazo
Mantener una alimentación sana y balanceada es la mejor forma de evitar un aumento excesivo de peso durante el embarazo.

Recomendaciones finales

El ayuno durante el embarazo no es una opción para considerar. Ni corto, ni prolongado, ni de ningún tipo. Como lo hemos visto, si bien no hay estudios concluyentes al respecto, los posibles efectos negativos son motivo suficiente para no correr el riesgo.

Está bien que sea importante cuidar el peso, pero este método no es la mejor opción en esta etapa. Hay que seguir las indicaciones del médico y el nutricionista, que abarcan una dieta saludable, la práctica de actividad física y el cuidado de las emociones.


Nota para nuestros lectores:

? Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido