avioneta en La Ceiba
Así quedó la avioneta que se dirigía hacia San Pedro Sula

LA CEIBA. Tras el incidente reportado la mañana de este jueves en el Aeropuerto Golosón, nos comunicamos con los encargados de la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) para conocer lo último sobre lo suscitado.

Según información proporcionada, la avioneta Cessna 404 Titán, con matrícula HR-AXDA, de color blanco y franjas azules, tras despegar, transcurrieron 24 minutos cuando el motor derecho comenzó a sufrir problemas. Seguidamente, el piloto reportó a la torre de control en San Pedro Sula lo que sucedía y que retornaría al aeropuerto de La Ceiba.

La Ceiba tiene más pista y en ese momento, el Aeropuerto Ramón Villeda Morales tenía vuelos instrumentales. Entonces, se dificultaba el adecuado aterrizaje de la avioneta, remarcó Aeronática Civil.

También enfatizaron que cada uno de los motores tiene 400 caballos de fuerza. Pues aunque en un inicio se mencionó que el problema se había derivado de una falla hidráulica o de combustible, lo cual había provocado el desequilibrio y podía chocar, quedó descartado por AHAC. Pues aseguran que cuando se da ese tipo de problema, las alas se exponen de frente como cuchillos y pueden seguir volando.

A LA ESPERA DEL INFORME PARA CONOCER EL MOTIVO DE LA FALLA EN EL MOTOR DERECHO DE LA AVIONETA

También se conoció que la avioneta tenía el combustible suficiente para volar durante seis horas. Además, gracias al buen trabajo del piloto, el resultado no fue del todo mal. Por el tipo de avioneta, no hay copiloto, sólo piloto e iban siete pasajeros.

Tras lo acontecido, los inspectores técnicos trasladaron la avioneta a la fábrica que normalmente da el mantenimiento. Lo anterior, para realizar el debido informe, el cual aún no se sabe cuándo se tendrá.

Sobre los ocupantes, AHAC manifestó que uno de ellos entró en estado nervioso extremo 40 minutos después de lo ocurrido. Mientras que el resto volvió a volar de manera tranquila.