Conforman equipo para investigar muerte de dirigente indígena

575
Imagen referencial.

TEGUCIGALPA. Este jueves luego de darse a conocer el asesinato de Lesbia Urquía en Marcala, La Paz, el Ministerio Público ha anunciado la conformación de un equipo multidisciplinario para investigar la muerte violenta de la mujer, quien se presume era miembro activo del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

En ese sentido, la Fiscalía General ha instruido a las autoridades de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) y de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), para que de inmediato se movilicen hasta el municipio de Marcala, La Paz, donde ocurrió este lamentable hecho.

De esa manera, la ATIC ha conformado un equipo especial de agentes asignados a la Unidad de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios adscrita a esta Agencia, así mismo acompañan las diligencias investigativas agente del departamento Técnico Científico que harán los análisis respectivos en cuanto a dispositivos electrónicos.

En el grupo conformado de la ATIC también es acompañado por técnicos del departamento de Procesamiento de Escena del Crimen, quienes harán el levantamiento de indicios y pruebas pertinentes.

Lee también: COPINH responsabiliza al Gobierno por muerte de dirigente

Además, sirven de apoyo a esta investigación personal del Centro de Ciencias Forenses del MP y fiscales asignados a la Fiscalía Local de Marcala.

También el 3 de marzo fue asesinada la ambientalista y defensora de derechos humanos Berta Cáceres en la ciudad de La Esperanza, en el occidente de Honduras, donde vivía.

Berta Cáceres.
Berta Cáceres.

Cáceres era la coordinadora general del COPINH y sobre su muerte violenta hasta ahora han sido capturados cinco hombres, que las autoridades suponen son los autores intelectuales y materiales del asesinato que ha causado repulsa a nivel nacional e internacional.

La líder ambientalista se oponía a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de Honduras porque en su opinión causaban daño a las comunidades indígenas y al ambiente natural del país en general.