Matan a ambientalista en Marcala, La Paz

La mujer respondía al nombre de Lesbia Yaneth Urquía Urquía, quien presentaba un trauma encéfalo craneal abierto.

2013
Imagen referencial.

LA PAZ. En las últimas horas fue encontrada muerta una ambinetalista, en un botadero de basura situada en Marcala, zona norte de Honduras.

La mujer respondía al nombre de Lesbia Yaneth Urquía Urquía, quien presentaba un trauma encéfalo craneal abierto, producido por objeto cortante. En horas de la madrugada de hoy jueves fue retirado su cadáver de Medicina Forense.

Información extra-oficial indica que la fémina salió de su vivienda el pasado martes a eso de las 5.30 de la tarde en una bicicleta a hacer ejercicio, ya cuando se notaba la tardanza y  no aparecía, sus familiares se comenzaron a  solicitar ayuda.

El Sub inspector, Edy Roberto López, jefe regional de la Policía Nacional en Marcala, informó que de acuerdo a las últimas averiguaciones, se supone que Lesbia tenía un proceso de investigación, porque según sus familiares había recibido llamadas de personas queriendo extorsionarla.

La infortunada era propietaria de dos hoteles y un mercadito en este municipio de Marcala, y la denuncia fue interpuesta en la unidad antiextorsión en la ciudad de Tegucigalpa.

También, según el oficial de Policía, es de suponer que en el negocio que ella manejaba daba crédito a algunos ciudadanos en el mercadito y también prestaba dinero en efectivo, lo que podría ser un móvil para su muerte.

“Nosotros hemos investigado y nos hemos entrevistado con el esposo el señor Edmundo Adapio Alvarado, maestro de educación de este municipio, quién manifiesta que su esposa, hoy occisa, no pertenece a alguna organización del COPINH o alguna de la etnias organizadas en este sector, ya que ella era una persona solidaria con las personas de bajos recursos y a veces realizaba donaciones” concluyó López.

Racciones:

Hasta la morgue capitalina llegó el diputado Augusto Cruz Asensio, quien dijo ser amigo de la fallecida por lo que lamentó su muerte.

“Era una madre ejemplar, una esposa magnífica, una excelente amiga, una persona muy destacada en la comunidad de Marcala, servicial, pequeña comerciante, de mucho trabajo, de mucho esfuerzo, sacando adelante a sus hijos para podernos profesionalizar”, acotó el parlamentario.

Por su lado, el dirigente del Copinh, Tomás Gómez, expresó que con la muerte de Urquía se confirma lo que esa organización ha venido denunciando con el avasallamiento para quedar intimidar el movimiento que está en contra de la instalación de proyectos hidroeléctricos en las comunidades indígenas.

Sin embargo, preliminarmente la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), descarta que este hecho esté relacionado con el asesinato de la también dirigente del Copinh en ambientalista, Berta Cáceres y maneja que un asalto fue lo que pudo provocar la muerte de Urquía.

Aunque el primer reporte indicó que pertenecía al COPINH, esto fue desmentido por su esposo Edmundo Alvarado, además dijo que a ella le gustaba ayudar a las personas y por eso fue muy conocida, pero que no pertenecía a ninguna organización.

«Es una terrible noticia de la compañera, quien fue una compañera que se sumó siempre a la lucha, es lamentable tener que estar informando de estos aseaints, nos preocupa la situación que se viene encima de grandes defensores del ambiente», dijo alguien conocido de nombre Gaspar.

Lesbia Yaneth.
Lesbia Yaneth.

MUERTE DE BERTA

Luego del asesinato en contra de la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, miembros del cuerpo diplomático acreditados en Honduras repudiaron el crimen, exigiendo a las autoridades locales el pronto esclarecimiento del hecho al igual que castigo para los autores materiales de esta muerte.

En tal sentido, el embajador de los Estados Unidos de América, James Nealon, emitió un mensaje, donde expresó sus condolencias tanto para los familiares como amigos de la reconocida líder indígena.

«Condenamos fuertemente este repudiable crimen. Los Estados Unidos de América hace un llamado por una pronta y exhaustiva investigación de este crimen y que se aplique todo el peso de la ley a los que resulten responsables», subrayó.

Foto en vida de Lesbia Urquía.
Foto en vida de Lesbia Urquía.

Pese a que gozaba de medidas cautelares, Cáceres perdió la vida en marzo pasado producto de un ataque perpetrado por sujetos desconocidos, quienes entraron a su vivienda situada en la residencial El Líbano del municipio de La Esperanza, departamento de Intibucá.

En el atentado criminal también resultó herido una persona de nacionalidad mexicana identificada como Gustavo Castro Soto, quien acompañaba a la dirigente indígena.