Aguas de San Pedro no ha construido plantas de tratamiento; Comisión investiga

1510

Honduras. El Congreso Nacional (CN) autorizó que una comisión especial supervise el contrato de Aguas de San Pedro (ASP), específicamente por la falta de tratamiento de aguas residuales.

Es así que también van a investigar, según declaraciones, las denuncias e irregularidades sobre el contrato de concesión de agua y alcantarillado de esa empresa que les fue concedido desde el 2001.

Por ende, es lamentable, que desde esa fecha, no se haya cumplido con el tratamiento de aguas negras.

De tal forma, que el diputado Jaime Villegas afirmó que tienen información clara sobre los que van a informar. Junto a él estaba Rolando Dubón, quien también se reunió – esta mañana- con otras autoridades para analizar los detalles del acuerdo.

«No han cumplido lo que dijeron sobre las plantas de tratamiento. La situación no se ve halagadora. Cumplimos con recabar insumos, rendir el informe», argumentó Dubón, presidente de esta Comisión, que también está compuesta por los parlamentarios Samuel Madrid, Junior Burbara y tres compañeros más.

Cabe mencionar, que Dubón enfatizó, que una vez que ellos presenten la información recabada, será otro ente del Gobierno, ya sea el «poder ejecutivo o legislativo, quienes procederán».

Alarmante: río El Sauce, más de una década de contaminación; Aguas de San Pedro ni asoma

Gerente de ASP se desliga de la responsabilidad

Según los datos recabados, son al menos tres plantas de tratamiento las que Aguas de San Pedro tiene que construir durante los 30 años de concesión, de los que faltan 11. Sin embargo no existe ninguna.
Además, han exisitido denuncias de cobros excesivos, mismos que deben ser analizados por la Comisión del Congreso.
Ante estos señalamientos, el gerente de ASP, Mauricio Chiovelli, se desliga del incumplimiento y asegura que «no es culpa de ellos».
En consecuencia, afirmó que la Comisión «está desinformada. No podemos hacer la planta de tratamiento porque la alcaldía  no ha aprobado el plan maestro».
En los acuerdos hay dos actores: ASP y la Municipalidad de San Pedro Sula, quien ya tenía un terreno para la primera planta de tratamiento, pero este fue invadido.
Por lo tanto, el empresario italiano reafirma que «hubo un retardo en tomar decisiones y no tenemos la aprobaciones del plan maestro». Estas autorizaciones las hace la Corporación municipal.
Prosiguió diciendo en su defensa: «En 2018 hicimos un tentativo de 60 millones de dólares, hicimos las licitaciones, pero al final, después de año y medio, hemos declarado fracasadas las licitaciones y de poder hacer una planta de tratamiento».
Además, argumenta que la tarifa de cobros «no la define Aguas de San Pedro. «Que investigue todo lo que quieran», enfatiza, y es claro al decir que «el contrato es entre nosotros (la empresa de aguas y alcantarillado) y la Municipalidad». Finalizando con que ello «no» han fallado.