32.8 C
San Pedro Sula
domingo, abril 14, 2024

Academia de Ciencias pide investigar ZEDE en Roatán por experimentos genéticos

Debes leer

Redacción. La Academia Nacional de Ciencias publicó una carta dirigida a la presidenta de la República, Xiomara Castro, a la secretaria de Salud, Karla Paredes, al Congreso Nacional y la comunidad científica internacional, donde piden fervientemente que se investigue a la Zona de Empleo y Desarrollo (ZEDE), en Roatán, por permitir realizar experimentos genéticos.

En la misiva, la redactaron científicos de la Academia Nacional de Ciencias de Honduras y de la Organización de Mujeres en Ciencia para el Mundo en Desarrollo (OWSD, Organization for Women in Science for the Developing World) capítulo Honduras. En el documento declararon estar alarmados por la publicidad que ofrece «terapias» genéticas y rejuvenecedoras en varias clínicas extranjeras en la «ciudad privada libre» o ZEDE que funciona en la isla de Roatán.

Asimismo, los científicos dijeron que las clínicas aplican tratamientos cuestionables, no aprobados. También utilizarían células madre sin ninguna regulación por parte del Estado hondureño. La comunidad científica describe estas acciones como «experimentación genética y de biomedicina».

Igualmente, «recordaron» que las ZEDE fueron declaradas inconstitucionales y violatorias de la soberanía de Honduras. Por lo que cuestionaron que sigan actuando con independencia de las normas jurídicas del país.

Artífices

Además, los denunciantes señalaron que las clínicas son negocios de inversionistas extranjeros y operan en Roatán bajo sus propias leyes. Los ensayos clínicos que anuncian son para enfermedades pulmonares, esclerosis múltiple, cáncer, fibromialgia, enfermedades neurológicas autoinmunes y otras.

Por otro lado, el Instituto de Tecnología de Massachussets, publicó un informe que «los ensayos clínicos de Mini Circle continúan en (ZEDE) Próspera, un aspirante a paraíso libertario nacido de una legislación controvertida que ha permitido a empresas internacionales dividir pedazos de Honduras y establecer sus propias micronaciones, permitiendo una empresa privada para asumir el papel del Estado».

Los eruditos de las ciencias manifestaron que esa empresa anuncia en internet, que están realizando ensayos clínicos genéticos en Honduras. Señalan que se valen de que los códigos regulatorios de la ZEDE Próspera son flexibles. Por eso permiten a este tipo de empresas proceder rápidamente a su conveniencia con ahorro de costos y tiempo.

Puedes leer: Redondo mantiene engavetado decreto de derogación de las Zedes en el CN

«Roatán es una isla accesible para pacientes y personas que viajan de Estados Unidos y de otros países, buscando tratamientos para sus enfermedades o para supuestamente mantenerse jóvenes», reza el comunicado.

La investigación genética debe seguir la bioética y todas las políticas científicas, incluidas las de Honduras, mencionaron los científicos.

Alarmante

Cabe señalar que la empresa de la que hablan en el escrito admite que antes de iniciar los ensayos clínicos en los Estados Unidos, primero los completarán en el extranjero. Lo hacen así pues el costo de realizar una prueba en Próspera es una fracción del costo de los Estados Unidos, sostienen.

No obstante, detallaron que sólo cinco de múltiples ensayos se registraron en Estados Unidos por varios grupos en los últimos años (3 suspendidos, 1 retirado y 1 activo). Pero que no encontraron evidencia pública de su aprobación por parte de las autoridades hondureñas.

Entre tanto, los eventos mencionados encendieron las alarmas de la comunidad científica hondureña. Pues afirman que no se están cumpliendo las regulaciones del país para asegurar los principios éticos de la investigación científica y la protección de los pacientes, exponiendo a los participantes a fraudes y daños a su salud.

Incluso, exigen respuestas por parte de las autoridades sobre los responsables de tales experimentos. De igual forma, especificaron que EEUU no puede financiar ensayos con un comienzo tan oscuro. Los científicos recordaron que así lo establece la Declaración Universal de las Naciones Unidas sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos.

Otra de las principales preocupaciones que destaca el comunicado, es el miedo a que personas de escasos recursos económicos acepten, por necesidad, ser partícipes de los experimentos.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido