Pequeños detalles restan para oficializar el traspaso de Neymar al PSG

207

La novela de Neymar está sólo espera el anuncio definitivo sobre la salida del jugador, ya sea por su propia boca, por algún mensaje en las redes sociales o por alguna manifestación de su entorno más íntimo.

Pese a las declaraciones públicas de sus compañeros y del entrenador todo el mundo en el club cree que no habrá sorpresa y que el brasileño ha decidido dar carpetazo a su época en el Barcelona para iniciar una nueva era en el PSG.

Pero todavía no lo ha manifestado, así que… El equipo azulgrana aterrizó ayer a primera hora de la tarde en el aeropuerto de El Prat procedente de Miami. En la expedición faltaba precisamente el gran protagonista de toda la gira: Neymar. El delantero, tal y como estaba previsto, voló a China, donde hoy protagonizará un par de actos publicitarios vinculados también al Barcelona.

Neymar debe estar de vuelta en Barcelona mañana; en la práctica no se sabe si regresará

En principio y, si todo hubiera sido normal, Neymar tendría que regresar a Barcelona el martes y ejercitarse con el equipo el miércoles.

En la práctica no se sabe siquiera si el brasileño regresará a Catalunya o pondrá rumbo a Qatar, donde le esperaría un contrato suculento como embajador del Mundial 2022 que le serviría para personarse en la Liga de Fútbol Profesional para abonar los 222 millones de su cláusula de rescisión.

Marcha a París

También podría suceder que Neymar no abriera la boca y que simplemente depositara el precio de su libertad tras muchos días de silencio.

Se espera el movimiento definitivo para las próximas horas. El movimiento que desencadenaría la operación más cara de la historia del fútbol (por encima de los 600 millones sumando todos los conceptos) y que daría pie a la anunciada denuncia del Barcelona ante la UEFA, al entender el club blaugrana que el PSG estaría incumpliendo las normas del fair play financiero.

El Barça sigue trabajando en la operación Coutinho para limar la resistencia del Liverpool

El hecho de que el club francés esté buscando vías de financiación a través de Qatar provoca que el Barça crea que su protesta puede tener recorrido. En la misma línea se manifiesta el presidente de la LaLiga, Javier Tebas, que asegura que han hecho unos estudios que demostrarían la irregularidad del posible desembolso del PSG.

Oficialmente la entidad barcelonista continúa negando cualquier tipo de negociación con el PSG, que querría terminar la operación como un traspaso para evitarse una elevada fiscalidad en Francia.

Incluso estaría dispuesto a ofrecer a algún jugador además del dinero (lógicamente no el deseado por los blaugrana, Verratti), aunque desde el Barcelona se insiste en que el tema no ha llegado aún a esta fase de detalle. El Barça parte del importe de la cláusula y a partir de aquí ya se verá si hay algo más entre manos.

Mientras no se finiquita el asunto de Neymar el Barcelona sigue trabajando en el mercado para reforzarse. De todos los nombres que han salido el que está más avanzado es el de Coutinho. El acuerdo con el jugador es un hecho y falta ir limando las negociaciones con un Liverpool que no dará su brazo a torcer fácilmente.

El conjunto de Anfield tasó al brasileño en 100 millones y el Barcelona estaría ofreciendo unos 70 más incentivos. Tampoco se ha olvidado en el cajón el interés por Paulinho. El precio del centrocampista del Evergrande se mantiene en los 40 millones. Pero primero debería terminar el culebrón de Neymar.