Trump endurece reglas de petición de asilo

219
solicitantes de asilo
El presidente Donald Trump sigue aplicando medidas estrictas contra los migrantes.

ESTADOS UNIDOS. El gobierno de Donald Trump anunció este lunes un paquete de nuevas medidas en contra de los solicitantes de asilo, en ese país del norte.

En tal sentido, esta radical restricción, como está calificada, tiene como objetivo reducir de forma drástica la cantidad de migrantes elegibles para ser asilados en este país. Estas nuevas medidas se publicarán el martes en el Registro Federal.

Una de las nuevas reglas establece que los migrantes que quieran ingresar a Estados Unidos, antes deberán pedir asilo en los países que están en la ruta migratoria. Ya sea en México, Guatemala, o en cualquier país por el cual hayan pasado.

Es decir, que deben mostrar una prueba que les han negado el silo en otros países para que puedan solicitar en la nación norteamericana. Caso contrario, los migrantes que quieran sera asilados, no podrán tan solo comenzar el proceso.

Medidas no son suficientes

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional considera que estas medidas no son suficientes para detener la ola migratoria. «Si bien la reciente financiación suplementaria fue vital para enfrentar la crisis. Pero, esta no será suficiente sin cambios específicos», señaló Kevin McAleenan, secretario interino de este departamento.

Según McAleenan, dijo que otro de los objetivos de la radical medida es reducir «las cargas abrumadoras» que tiene el sistema fronterizo actualmente. Esto, «causadas por los solicitantes de asilo que no buscan una protección urgente en el primer país disponible», recalcó.

Además, dijo que en esos masivos ingresos de personas a través de la frontera, no solo van personas que buscan mejor calidad de vida. A su criterio, también llegan «las organizaciones criminales transnacionales, traficantes y contrabandistas que explotan Nuestro sistema de ganancias”.

Es importante mencionar que este nuevo pliego de políticas, está dirigida para lo migrantes que piden asilo por razones económicas. No obstante, la nueva política incluye algunas otras excepciones, principalmente para ciertas víctimas de la trata de personas.

De igual forma, el Procurador General, Bill Barr, expresó que la medida es para reducir el número de elegibles. Agregó que si bien su país es «generoso», necesitan reducir las cargas de detenidos que se registran en la frontera.

Reacción

Por su parte, miembros del Partido Demócrata reaccionaron contra esta nueva medida y las otras que implementa la administración Trump. En ese sentido, el aspirante a la presidencia, Beto O’Rourke, la tachó de «inhumana».