REDACCIÓN. 253 privados de libertad fueron traslados a diferentes cárceles del país durante la mañana de este lunes, en operaciones simultáneas ejecutadas por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) a solicitud del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

La operación dio inicio a las seis de la mañana de forma simultánea en tres centros penitenciarios. A los reos los trasladaron bajo fuertes medidas de seguridad.

Son 130 privados de libertad del presidio de Ilama, Santa Bárbara, que están siendo trasladados con destino a la cárcel de Támara. Asimismo, 115 presidiarios de Támara están siendo trasladados con destino a la cárcel de Ilama, Santa Bárbara. Además, ocho reclusos de La Tolva, en Morocelí, a la penitenciaria de llama, Santa Bárbara.

Estas acciones se ejecutan en el marco de la «Operación Morazán» a través de sus cuerpos operativos y fuerzas del orden.

FUSINA, como ente coordinador, integró a Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Unidad Nacional de Investigación e Inteligencia Criminal y Policía Militar. Las autoridades integran diferentes anillos de seguridad y la conformación de cápsulas de traslado de privados de libertad en más de 40 camiones, 13 patrullas, cuatro motocicletas y dos ambulancias médicas.

Fotos tomadas durante el traslado

OPERACIONES DE CONTROL Y REGISTRO EN LAS BARTOLINAS

Además de las diferentes operaciones de traslados, se están realizando operaciones de control y registro en los módulos despejados. Lo anterior, con la finalidad de decomisar armas de fuego y estupefacientes dentro de las mismas. Además de aparatos eléctricos que se prohíben a lo interior de las cárceles.

También le puede interesar: Encuentran a dos personas muertas en San Manuel, Cortés

DATO

Desde enero hasta la fecha se han realizado 18 operaciones de traslado de reos y 41 operaciones de requisas. En el transcurso del año se ha trasladado un total de 591 privados de libertad. Lo anterior, con la finalidad de reducir los índices de violencia y mantener la seguridad en el territorio nacional.


ANTECEDENTE

El pasado mes de abril, tras una revuelta dentro «La Tolva», en MorocelíEl Paraíso, 160 reos fueron trasladados a la cárcel de Ilama.

La revuelta se dio cuando los presidarios exigían tener visita conyugal. La vista conyugal, según la ley del sistema penitenciario, es prohibida para ellos. La razón es porque los consideran reos de alta peligrosidad.

Por otra parte, se supo que el incidente se controló por los uniformados del centro penitenciario. Así lo dio a conocer el subdirector del centro del penalGerman McNiel.

«Está situación fue controlada y no pasó a mayores ya que no hay heridos ni nada que lamentar», puntualizó el subdirector.

Tras el incidente dentro de «La Tolva» se hicieron registros. De lo anterior, con el fin de encontrar posibles armas y drogas en la cárcel de máxima seguridad.

«Se produjo un intento de amotinamiento. Estuvimos en el lugar y en el centro penitenciario no se cedió ante los actos de los privados de libertad», explicó en su momento McNiel.

Cabe mencionar que esta no fue la primera vez que los privados de libertad se revelan contra los uniformados del centro penitenciario, ya que ha pasado en constantes ocasiones y en años anteriores.