TGU: cierran el punto de taxis La Joya-Centro por extorsión

1168
Los operarios de las unidades, aseguraron que ya no pueden seguir pagando el cobro de la extorsión.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Debido a las amenazas por parte de las diferentes estructuras criminales exigiendo el pago de la extorsión, el punto de taxi La Joya-Centro ha cerrado, y los transportistas señalaron que ya no pueden pagar más dinero.

Es oportuno mencionar que este pasado fin de semana a los operarios de las unidades de dicha ruta les llegó un aparato telefónico de una nueva organización delictiva, la cual solicita una fuerte cantidad de dinero por el denominado «impuesto de guerra».

En ese sentido, los miembros del punto se quejan de que ya pagan este “impuesto” a otras cuatro estructuras criminales. Por lo cual, una más vendría a terminar con la poca ganancia que les queda a la semana para salir adelante con sus familias.

En virtud de lo anterior, los taxistas han decidido cerrar el punto y no seguir ofreciendo el servicio a los pobladores de La Joya, quienes también son afectados. Esto, debido a que tienen que caminar varias calles a fin de buscar un medio de transporte que lo lleve a su lugar de trabajo.

Cabe destacar que esta misma condición la viven otros puntos de taxis de la capital. Mismos que han denunciado en reiteradas ocasiones las amenazas y ataques que reciben por las estructuras criminales que imperan en el país.

De igual interés: Extorsión: tirotean taxi de la ruta Buenos Aires-Centro en Comayagüela

TGU: atentan contra conductor de taxi en el barrio Los Dolores por extorsión

Mientras tanto, ayer en horas del mediodía se reportó un atentado criminal contra un taxista en el barrio de Los Dolores, zona céntrica de la capital.

Asimismo, se presume que el ataque fue por la exigencia del pago de la extorsión al punto de taxi Los Dolores-Centro.

Este hecho criminal se suscitó a la altura del lugar mejor conocido como el Hoyo de Merriam, cuando sujetos desconocidos atacaron al taxista, quien afortunadamente salió ileso. Sin embargo, atemorizó a los transportistas que laboran en dicho punto de taxi.

La extorsión es uno de los flagelos que más sufren los pequeños propietarios de negocios como también los operarios del transporte ante la pasividad de las autoridades.