Argentina se fue humillada del Niznhy Novgorod Stadium. La selección de Croacia le aseastó tres duros golpes a las posibilidades mundialistas de los once de Sampaoli, que están a un paso de regresar a Buenos Aires en la fase de grupos.

Una falla garrafal del arquero Wilfredo Caballero, en otra noche triste de Lionel Messi, y una genialidad de Luka Modric; encaminaron el jueves a Croacia a una victoria por 3-0 sobre Argentina. Croacia se clasificó a la segunda ronda del Mundial Rusia 2018 y dejó a la Albiceleste al borde del abismo.

Ante Rebic abrió el marcador a los 53 minutos tras recibir un regalo de Caballero; que jugó mal un balón con los pies y se lo dejó servido en el área para que lo fusilase. Modric aumentó a los 81 con un remate desde afuera del área. Entró junto a un palo e Ivan Rakitic marcó el tercero en el descuento.

Croacia, que venía de ganarle 2-0 a Nigeria, se aseguró el pase a los octavos de final por el Grupo D, mientras que Argentina. En su debut apenas pudo empatar 1-1 con Islandia. Está ahora obligada a ganarle a Nigeria en el cierre de la primera fase. Además esperar que se den otros resultados. Ya no puede ser primera en su grupo.

El equipo argentino salió con tres cambios respecto al que jugó contra Islandia que no hicieron nada por potenciar su ataque. Messi siguió aislado, sin socios con quien jugar y sin casi tocar el balón.

Argentina tuvo una oportunidad dorada de anotar hacia la media hora. Una desinteligencia defensiva de los croatas dejó a Enzo Pérez. Y solo en el medio del área, con el arco vacío, pero el volante de River Plate tiró afuera.

En un choque con mucha marca, Croacia fue levemente más punzante. Logró ganarle la espalda a la zaga argentina varias veces con buenos pelotazos.

A poco de comenzado el encuentro Caballero desvió esforzadamente un remate de Ivan Perisic y hacia el final del primer tiempo Mario Mandzikic cabeceó levemente desviado.

Después del gol croata el técnico argentino Jorge Sampaoli puso toda la carne en el asador, enviando al terreno a Paulo Dybala, Gonzalo Higuaín y Cristian Pavón. Argentina quedó muy expuesta al contragolpe y no sorprendió que Modric aumentase con su bombazo ante una defensa argentina muy pasiva.

A cuatro minutos del final, Rakitic estrelló un tiro libre en el travesaño y en el descuento coronó un contragolpe marcando el tercero.

El seleccionado de Croacia se puso en ventaja luego de un grosero error de Caballero. Tras un pase de Mercado, el defensor de la quiso devolver por arriba de Rebic, pero se quedó corto y el delantero croata aprovechó y con un gran derechazo marcó el 1-0.

En el primer tiempo, la defensa argentina ya había tenido problemas en el traslado de la pelota tras intentar salir jugando. En la previa del mundial, Sampaoli había elegido a Caballero como arquero titular por su “buen juego de pies”.

 

previa: Argentina requiere de un triunfo este jueves (12:00 pm. Sports) para seguir pensando en la siguiente fase de Rusia 2018. Mismo resultado necesita Croacia, pero para afianzar su pase a octavos de final a falta de un partido de fase de grupos.

La cuenta regresiva que mide el tiempo restante de Lionel Messi con Argentina se aceleró de manera inesperada en el inicio de Rusia 2018.

Tras el decepcionante empate ante Islandia, en que el astro encima malogró un penal, un triunfo sobre Croacia el jueves en Nizhny Novgorod puede ajustar la marcha del reloj a su ritmo natural.

Leo Messi cumplirá 31 años el domingo. Tenía apenas 19 cuando jugó su primer Mundial. Desde entonces ganó cuatro veces la Champions League y nueve títulos locales con Barcelona. Con la casaca albiceleste, en cambio; no dio vueltas olímpicas pese a disputar cuatro finales. El delantero ha comentado que Rusia podría marcar su despedida del elenco de Argentina si no levanta la copa.

Para evitarlo, Argentina primero debe clasificarse en el Grupo D de Rusia 2018, lo cual se daba por descontado antes del inicio de la Copa del Mundo. Pero los albicelestes no pudieron vencer al rival que se suponía más débil de la zona. Ello los obliga a una victoria sobre Croacia para no quedar a riesgo de una inesperada eliminación en primera ronda.

Hay algo que preocupa más a los argentinos que el pobre desempeño del equipo del técnico Jorge Sampaoli: el ánimo del capitán. El penal fallido fue una daga a su confianza. Sobre el astro sobrevuela la resignación. Es la peor noticia para Argentina.