El Stuttgart despidió de Kevin Grosskreutz tras verse envuelto en una pelea a altas horas de la madrugada.

El club es líder de la segunda división y el alemán era uno de los jugadores más importantes. No le ha temblado el pulso a la hora de tomar esta medida tan drástica.

LEA TAMBIÉN: Escalofriante declaración del jugador que chocó con Fernando Torres

El club comunicó que se alegra de que Grosskreutz no haya sufrido lesiones graves pero añade que lo ocurrido no podía quedar sin consecuencias.

«Los jugadores del primer equipo deben ser modelos de conducta para el club y para nuestros juveniles».

«He cometido un error y lo siento mucho. Acepto las consecuencias y lamento que mis días en el Stuttgart terminen así», dijo el jugador.

Grosskreutz llegó al Stuttgart procedente del Galatasaray turco

El traspaso se dio por algo más de dos millones de euros y desde entonces se convirtió en uno de los mejores jugadores de la plantilla.

Aunque su mejores épocas las vivió como jugador del Borussia Dortmund, equipo con el que fue campeón alemán en 2011 y 2012.