Sikaffy: «Hay que exigir que Toncontín tenga vuelos locales y regionales»

505
Toncontín
El presidente del COHEP, Juan Carlos Sikaffy se opone rotundamente a que Toncontín se utilice nada más para vuelos locales. Exhorta a los capitalinos a permitir esa situación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Los capitalinos deberán exigir que el aeropuerto Toncontín opere también para vuelos regionales, y no sólo locales, cuando entre en función Palmerola, opinó el empresario Juan Carlos Sikaffy.

Sikaffy, quien funge como presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) desveló, a su vez, que harán una petición oficial al respecto.

El directivo amparó su criterio en que podría tomar más tiempo viajar desde Tegucigalpa a Palmerola, que el viaje aéreo a otro país.

Lea también: Palmerola: Reformas a concesión no incluyen exoneraciones de impuestos y pagos

Exigencia

Juan Carlos Sikaffy exhortó a los oriundos de Tegucigalpa y Comayagüela a que no permitan que el aeropuerto de la zona quede reducido a vuelos nacionales.

«Tenemos, como capitalinos, que exigir que Toncontín sea para vuelos locales y regionales«, dijo..

Y amplió,: «Vamos a hacer la solicitud formal y esperamos que las autoridades atiendan».

Para los usuarios aéreos de la capital sería, en ocasiones, más largo el viaje a Palmerola que la travesía aérea.

«No es posible que tengamos que viajar una hora hacia Palmerola para agarrar un vuelo de 25 minutos a las capitales de Centroamérica», ejemplificó Sikaffy.

Luego, el presidente del COHEP habló sobre otras capitales del mundo que tienen dos aeropuertos. Cuestionó, en ese sentido, por qué Honduras es una excepción.

«Imagínese que la capital de Honduras no tenga aeropuerto. La mayoría en el mundo tienen dos. ¿Por qué nosotros no y que compitan?«, planteó.

Finalizó diciendo que la idea de quitar los vuelos internacionales a Toncontín quizá no es «apresurada» pero sí, «no bien pensada«.

Legislación 

Esa es la opinión del mandamás de la agrupación privada. No obstante, las consideraciones son diversas. Es importante conocer detalles del decreto que derivará en que, salvo modificación, Toncontín funcione nada más de manera local.

El decreto en mención es el 159-2019 publicado en el Diario Oficial La Gaceta. El mismo, indica que, en base a criterios de economía, se determinó no someter a una licitación de concesión el aeropuerto Toncontín ya que «operar únicamente vuelos nacionales, no resulta viable para ningún operador».

Consiguiente, se decidió otorgar la operación y mantenimiento al concesionario Palmerola International Airport, S.A. de C.V.

¿A partir de cuándo quedará Toncontín en manos de esa concesionaria? La ley establece que será a partir de que finalice la concesión actual, con la empresa Interairports S.A. La culminación de ese contrato se producirá el uno de octubre de 2020, según el informe de la Superintencia de la Alianza Público Privada (SAPP).

En caso de que no hubiera un acuerdo entre Palmerola International Airport y la parte estatal, el gobierno podrá tomar previsiones para que Toncontín siga operando como se considere conveniente.

La responsabilidad de efectuar los trámites y gestiones para el cese de vuelos internacionales en Toncontín recae sobre el concedente, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (INSEP). Las acciones deberán ser concluidas en un plazo máximo de 90 días desde el arranque de funciones en Palmerola, para la explotación de esa terminal.

Si la finalización de vuelos internacionales no se produce, la parte concesionaria podrá invocar la terminación del contrato.

Es importante saber que se decidió que Toncontín puede continuar con vuelos de esa índole temporalmente, porque Palmerola no iniciará operaciones en la fecha que se estableció preliminarmente.