SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Se está desarrollando el juicio oral y público contra seis militares implicados en el delito de violación a los deberes de los funcionarios. Allí se señala como víctima a un travesti, hecho ocurrido el 27 de julio de 2014 en el Bulevar Morazán, de esta ciudad, al norte de Honduras.

En este proceso ya se evacuó el testimonio de Darwin René Reyes, alias «Shakira». Quien comentó que debido al problema llegaron militares y no lo auxiliaron. Por tal razón la Fiscalía decidió procesarlos.

Los acusados de violación de los deberes de los funcionarios son: el sargento Nelson Rafael López Murillo, el sargento raso Alexis Colindres González. Así como los soldados Mario Rubén Guevara González, Carlos Antonio Banegas García. Además, Misael Jonathan Castañeda Flores y Santos Iván Maradiaga.

“Todo esto se deriva porque ellos no intervinieron en el caso de un pleito callejero de un miembro de la comunidad gay y un médico. Todo eso el Ministerio Público investigó y derivó que ellos no actuaron para poner orden como autoridad”, informó Elvis Guzmán, portavoz de la Fiscalía.

La golpiza sufrida por Reyes fue divulgada a través de un vídeo. Dichas imágenes causaron repudio e indignación en el país. El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 27 de julio ante la presencia de los patrulleros. Se dijo que estos en vez de intervenir se alejaron del hecho e incluso uno de ellos participó dándole un puntapié a Reyes.

Darwin René Reyes, el homosexual conocido en el mundo lésbico gay como «Mónica Shakira»

En el vídeo se observaba cuando el médico agresor se bajó de su automóvil y empezó a golpear al agraviado. El sufrimiento del trabajador del sexo continuó luego de que el médico se regresara. Asimismo, la emprendiera de nuevo a golpes contra él. En ese momento se sumó a la agresión contra el transexual otro hombre que estaba con el doctor.

DECLARACIONES

Tras la publicación del vídeo donde se evidencia la golpiza que recibió a manos de un joven identificado como Rolando Medina, este aseguró posteriormente que sólo se defendía de las agresiones.

«El carro se me quedó y estaba esperando a que me remolcaran. Él se me acercó ofreciéndome sus servicios; pero yo le dije que no. Le dije que se alejara, que no andaba buscando eso. Me insultó y se fue, luego de repente llegó y me tiró un bloque. Y la mitad del otro que vino a impactar en mi hombro y me quebró el vidrio» expresó Medina, quien es médico de profesión.

«Esa acción me molestó y me quité el cinturón», relató a los medios y aseguró que andaba acompañado de una amiga. Alguien le dijo que había una posta cerca. Entonces se dirigió hasta allá en busca de ayuda. Al momento llegó una patrulla y le dijeron los iban a detener a ambos. Entonces, él preguntó por qué, entonces un policía militar se le acercó y manifestó: «el transexual dijo que no le pagaste por sus servicios».

Según Medina, el transexual volvió donde él y lo empujó. Luego él se defendió y en en ese momento el transexual gritó: «Allí está Canal Seis, me están golpeando».

Los militares señalados en el caso del travesti golpeado en San Pedro Sula. 

El joven que protagonizó la pelea cerró a tempranas horas sus redes sociales. Esto, por los comentarios que según él ponían en peligro su vida. Pero antes publicó un mensaje en su Facebook: «Bueno gente, les voy a hacer un favor haciendo una declaración, una, para
agradecer a mi gente por preocuparse por mí. Y otra para tranquilizar a la mara sapa, para alimentar su hambre de chambre. Uno esto ni tengo que declararlo jajajaj. Esto, porque es claro que no no soy gay. No hay nada de malo en eso; pero bueno no es lo mío. Si lo fuera (que ese no es el caso) no ocuparía andar levantando todo tipo de gente en la primera calle… Otra cosa, en efecto los militares no sirven para nada…».

EL MÉDICO TAMBIÉN COMPARECIÓ

Según el médico, el vehículo que se evidencia en el vídeo no era suyo. «Lo que pasó es que se dañó y esperando ser remolcado se dieron las cosas. Yo no estaba solo, andaba acompañado, es más que obvio, se escuchan los gritos y sale otro alero en el video… Eso se llama defensa personal, defenderse (…)».