Sacrifican sector construcción y agrícola; L1,600 millones a manos de INVEST-H

593
COVID-19
Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H), durante la pandemia, ha ejecutado más de L1,600 millones.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La cuantiosa cifra de L1,600 millones que organismos internacionales prestaron a Honduras para la construcción de carreteras y sectores agrícolas en precariedad, ahora se utilizará para atender la emergencia por COVID-19, según lo aprobó el Congreso Nacional.

El sector construcción, el mayor generador de empleo en Honduras, y el sector agrícola, el pilar fundamental para evitar caer en la crisis de alimentos que se avecina, según advirtió la Organización Mundial de Salud (OMS), son los sacrificados. En cambio los fondos pasan a manos de un ente cuestionado por compras poco transparentes.

Podría interesarle – CHICO: Apertura de ferreterías reactivará poco a poco el sector construcción

Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) será el encargado de administrar los fondos; esta institución es una de las autorizadas por el Gobierno para realizar compras de emergencia mientras dure la pandemia.

Por si fuera poco, INVEST-H también tendrá a cargo L500 millones adicionales que el Banco Mundial prestará; sumando los L1,600 millones de fondos nacionales que ya ejecutaron, eso indica que la cifra bajo su cargo asciende a L3,700 millones.

Proyectos carreteros afectados

La cifra que ahora se reorientó para la emergencia del COVID-19, inicialmente estaba destinada para el tramo carretero del «Canal Seco«, Villa de San Francisco-Goascorán.

En dicho proyecto se estipuló un monto de 14.9 millones de dólares (371 millones de lempiras), cuya cifra se otorgó a través de un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Lea también – BCIE aclara: No condonará ni aplazará millonaria deuda a Honduras

La carretera de Tegucigalpa hacia Danlí también tendrá que esperar para su construcción, puesto que los 50 millones de dólares que se destinaron para ese proyecto también se reorientaron a la emergencia. Estos fondos también eran un préstamo, pero otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Sumado a ello, el sector agrícola también está en la lista de proyectos sacrificados; a este rubro se destinarían 2.2 millones de dólares, es decir L55 millones y sus fondos fueron adquiridos por el Banco Mundial para el programa ComRural.

70 % de los fondos del COVID-19 ya se ejecutaron

Como se recordará, al inició de la pandemia en el país, se aprobaron L2,100 millones de fondos nacionales para atender la emergencia del COVID-19. De esta cifra, INVEST-H ya ejecutó el 70 %, según lo muestran en el Portal de Transparencia.

Tal y como lo cita un medio local, INVEST-H es el que mayor número de compras ha ejecutado, no obstante, ninguna de estas se ha materializado, debido a que los productos que adquirió aún no llegan la país.

Según el director ejecutivo, Marco Bográn, las compras se realizaron para dentro de dos o tres meses por demanda en el mercado internacional; pese a que las compras carezcan de licitación y sean directas.

Finalmente, sobre la reorientación de los fondos, Bográn indicó que, la decisión se tomó «porque durante la pandemia nunca la oferta va superar la demanda de productos y hay que tener fondos listos. Se va a necesitar el dinero cuando la enfermedad llegue a su pico más alto en Honduras”.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo