26.7 C
San Pedro Sula
sábado, julio 20, 2024

Rosibel Cruz, la montañista que lleva a la cima el nombre de Honduras

Debes leer

Honduras. Optimismo, pasión, entrega, compromiso y sobre todo mucha disciplina, son sólo algunas de las cualidades que una persona que ama escalar montañas, picos o cerros debe tener para llegar a la meta final. Una de estas personas intrépidas y apasiondas se llama Rosibel Cruz.

La aguerrida mujer originaria de Tegucigalpa, ha destacado por tener el temple y valor de escalar altos puntos alrededor del mundo. Su última y más reciente conquista fue la cima del cerro Aconcagua en Argentina, convirtiéndose en la primera hondureña en lograrlo.

Sin embargo, para lograr estas hazañas, Rosibel ha dedicado años de su vida a la actividad física a través del atletismo y senderismo. De la misma manera, se ha preparado con mucha disciplina en el área personal y espiritual.

Rosibel Cruz
Rosibel Cruz ha alcanzando importantes cimas en Latinoamérica, dejando en alto el nombre de su país.

Rosibel concedió una entrevista exclusiva a Diario Tiempo, donde relató cómo nació el amor por las montañas y qué significa para ella alcanzar al menos 50 altas cumbres en Honduras, Centroamérica y Latinoamérica. Adelantó que ahora se prepara para conquistar las más importantes cimas del mundo. Todo esto lo realiza Rosibel siendo madre, esposa y profesional en la banca nacional.

El amor y conexión con la naturaleza y las montañas comenzó cuando Rosibel iba a su pueblo, a casa de sus abuelos y tenía el espacio para explorar. «Me encantaba estar al aire libre, ir a los ríos y miraba muchos animalitos. Desde pequeña eso estaba dentro de mí».

Rosibel
Rosibel ha cumplido gran parte de sus triunfos con su esposo, Marlon.

Lea además: Rosibel Cruz, la primera hondureña en llegar a la cima del cerro Aconcagua 

Disciplina y entrega 

Para lograr cualquier meta importante se requiere de sacrificio, entrega y perseverancia. Todas estas cualidades son esenciales para conquistar altas cumbres, sobre todo cuando, como es el caso de la hondureña, se comienza a practicar un deporte ya en la adultez.

«Por prescripción médica comencé a tomar un balance en mi vida, a tener una más equilibrada, porque no todo era trabajo y necesitaba un espacio para mi bienestar y salud, y busque hacer un deporte».

Todo inició corriendo maratones en carretera, pero luego recibió una invitación para hacerlo en montaña y allí comenzó la magia. Luego, Rosibel se fue al ámbito internacional, donde participó de maratones y demás actividades, llenas de exigencias y compromiso. «De allí me puse como meta entrar a la rama del montañismo», dijo.

Catracha ejemplar
La catracha ha recorrido montañas por toda Latinoamérica y espera seguir escalando por el mundo.

La catracha comparte en cada una de sus facetas con su esposo, Marlon Romero. «Analizamos qué objetivo queríamos alcanzar porque ese es el punto de partida y en qué competencias queremos estar. Allí empieza la preparación».

Preparación y familia

La preparación para las actividades y expediciones en alta montaña, de acuerdo a Rosibel, son más rigurosas y demandan mucho tiempo. Es por ello que debe equilibrar su agenda entre familia, trabajo y su más grande pasión.

«Hacer alpinismo o alta montaña demanda meses de preparación y por ello tengo un plan de todo lo que Rosibel va a hacer de lunes a domingo. Trabajamos la resistencia, fuerza, velocidad, nadar, correr, pesas, cardio y estamos muy disciplinados al igual que la alimentación y suplementación».

La hondureña y su esposo preparan su cuerpo escalando los fines de semana sectores como El Hatillo, La Tigra, el Cimarrón, Triqulapa, Uyuca. En estas zonas se enfrentan al terreno, sol, frío, lluvia y a la reacción de sus cuerpos. En ocasiones, el entreno lo hacen en otros países de Centroamérica.

La hondureña demuestra que la perseverancia y la disciplina son vitales para alcanzar los sueños.

Uno de los principales desafíos a los que se ha enfrentado Rosibel son los altos costos que significan estas actividades. No obstante, asegura que se trata de una inversión por los sueños y metas.

Una embajadora de Honduras por el mundo 

Gracias a su perseverancia y entrega, Rosibel se ha convertido en una embajadora de Honduras por el mundo. Esto, porque ha llevado la bandera de las cinco estrellas a múltiples cimas y, entre ellas, las más importantes de la región.

Al lograr la cima del cerro Aconcagua, el 3 de febrero del 2024, día de la Virgen de Suyapa, Rosibel asegura que se sintió «contenta y agradecida con Dios, porque fue un sueño cumplido, porque ha venido de un proceso gradual». El reto lo cumplió en 10 días, cuando estaba previsto realizarse en 20. En su camino estuvo acompañada de personas de todo el mundo.

«Yo inicié en casa y me puse a hacer el top de las montañas más altas de Honduras y cuando logramos la cumbre más alta (Celaque), dije que ya conocíamos casa y nos fuimos a la región centroamericana y el reto fue lograr las cumbres más altas (las 7 cumbres), y las hice en tiempo récord por mis ocupaciones. Luego el tercer récord era Latinoamérica», logrando ya los cinco volcanes más altos de México.

Montañista Catracha 1
De acuerdo a la catracha, no hay nada más satisfactorio que hondear la bandera cinco estrellas en la cima.

Tras alcanzar ya las cimas de Latinoamérica, Rosibel quiere seguir siendo embajadora de Honduras y llevar la cultura catracha a otras cimas del planeta. «Definitivamente queremos ir al mundo y para ello ya estamos en ese proceso de preparación de lograr otras cumbres importantes y son muchas, no solamente el monte Everest», sostuvo.

Con su experiencia y ejemplo, la catracha recomendó a todas aquellas mujeres que desean llegar a la meta que «crean en sus sueños, luchen por ellos, no importa si nos caemos, nos levantamos y seguimos adelante, sin importar dónde estén trazadas sus metas».


La frase: «las mujeres somos valiosas, tenemos dones y talentos que vale la pena resaltar y lo que logré fue un regalo para que todas se vieran incentivadas a lograr cualquier sueño que se pudieran trazar».

El dato: junto a su esposo Marlon David fueron la primera pareja de centroamericanos (como esposos) en llegar a la cima del cerro Aconcagua en Argentina.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido