Nicolás Sánchez apagó el Volcán con tan solo un movimiento. El defensor argentino marcó un golazo de cabeza al minuto 42 y dio a Rayados de Monterrey una importante ventaja en la final de ida de la Concacaf Liga de Campeones en casa de su odiado rival Tigres, en el Clásico Regio.

Aunque el partido se disputó en el Estadio Universitario, apodado como el Volcán, Monterrey lució mejor que el equipo de la UANL y terminó por llevarse la victoria por 1-0 en el partido de ida de la final de Concachampions.

El único gol del juego llegó por conducto del es defensa de River Plate y Racing en un tiro de esquina.

El encuentro muy intenso, como era de esperarse, y se tornó ríspido por momentos. Pocas fueron las llegadas inquietantes, sólo hubo un tiro de media distancia del colombianoDorlan Pabón y el portero argentino Nahuel Guzmán se quedó con el esférico en los primeros minutos.

Los visitantes paulatinamente lucieron más peligrosos en el encuentro y a los 20 minutos, el colombiano Avilés Hurtado no pudo rematar en el área rival tras un tiro libre y todo quedó en susto para los de casa, que lucían desconcertados ante su inoperancia y gradual crecimiento del rival.

Peligro

Monterrey generó una más de peligro cuando el argentino Rogelio Funes Mori recibió la pelota en las afueras del área, recorrió hacia la izquierda y disparó de media distancia, pero «Patón» Guzmán evitó la caída de su marco con buena atajada, seguida de otra gran intervención ante un disparo de Dorlan y un tiro al poste de Nico Sánchez.

Fueron tantos avisos hasta que llegó el gol. A los 42 minutos, Monterrey cobró un tiro de esquina por derecha y Sánchez conectó con la cabeza para mandar la pelota a las redes y así se dio el 1-0 en el marcador con un golazo.

Embedded video

Segundo tiempo

En la segunda mitad, los visitantes salieron a defender su ventaja, replegaron sus líneas y los felinos generaron algunas opciones ante la portería de Rayados. Cerca estuvieron de la igualada los anfitriones cuando Jesús Dueñas tiró por el lado izquierdo, pero el portero Marcelo Barovero se lanzó para desviar el esférico.

Los pupilos del técnico brasileño Ricardo «Tuca» Ferretti fueron incisivos frente a la portería de los visitantes, pero no pudieron igualar la pizarra y a final de cuentas, Monterrey obtuvo el triunfo.

El árbitro del encuentro fue el panameño John Pitti, quien amonestó a Nicolás Sánchez, Jesús Gallardo, Avilés Hurtado y Celso Ortiz, de Rayados, y a Hugo Ayala, de Tigres. Ahora, el nuevo campeón se conocerá tras el cotejo de vuelta a realizarse el próximo 1 de mayo en el estadio BBVA Bancomer de Rayados.