Pepe ante caos en CEFAS: Rosita me llamó entre sollozos; «Nadie les abría»

1019
Pepe
"Rosita" pasó un gran susto con lo que sucedió en horas de la noche en CEFAS. ¿Qué detalles brindó Bonilla a su esposo, el expresidente?

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Impactada y entre sollozos, la exprimera dama Rosa Elena Bonilla se comunicó la mañana de este domingo con su esposo, el expresidente Porfirio «Pepe» Lobo.

Sólo unas horas atrás, el Centro Femenino de Adaptación Social (CEFAS) había sido el escenario de un incendio y una reyerta que dejó al menos seis reclusas muertas. Con el susto aún apoderándose de su hablar, trató de externarle lo sucedido a su pareja.

Así lo relató en exclusiva «Pepe» Lobo a Diario TIEMPO Digital. Él, en primera instancia, dejó saber que su cónyuge se encuentra bien, no recibió daño físico alguno.

«Me habló en la mañana, bastante impactada y casi entre sollozos. Ella está bien, es fuerte y valiente», contó.

Seguido, de manera serena y aliviado porque la situación no pasó a más, prosiguió a describir los detalles que le brindó Bonilla sobre lo que ocurrió.

«El problema comenzó cuando miran las humaredas y observan cómo ese humo se mete a las celdas. Entonces, cundió el pánico. Nadie les abría, hasta que unos agentes se metieron y rompieron los candados», explicó.

Entre la histeria colectiva por el peligro latente, se desencadenó una pelea entre privadas de libertad. El resultado fue fatídico. «En medio de todo ese relajo hubo pleito, y asesinaron mujeres», narró Lobo.

Según aclaró también, «Rosita» le especificó que el hecho inició en el área de preliberación, donde «no había nadie». Por tanto, no creen que el origen del incendio sea provocado, sino alguna falla eléctrica.

Lea también: Incendio y reyerta en Cefas: al menos seis reclusas muertas

Pánico añadido

En la conversación, el exgobernante lamentó que su esposa se expuso a un riesgo en partida triple. En primera instancia, porque Honduras aqueja la crisis sanitaria por COVID-19. Segundo, porque asegura que ella tiene condiciones crónicas de riesgo preexistentes.

Y, a esos dos factores, se sumó el suceso registrado en el transcurso de la noche. «Es una preocupación sumada», remarcó.

Además, denunció que no les han provisto medidas de bioseguridad. Narró a TIEMPO que «Rosita» mandó a conseguir tela y, junto a otras reclusas, procedieron a elaborar sus propias mascarillas.

«Ellas hicieron sus propios tapabocas; ahí no sueltan a nadie, aunque haya una crisis sanitaria. Lo que mandaron a hacer son pabellones para meter a las enfermas allí», manifestó.

Asimismo, expresó su punto de vista de que su esposa está «ilegalmente detenida y le han negado su derecho».

Por último, «Pepe» Lobo se mostró desahogado porque «ya pasó el susto», pero dijo que la gente debe enfocarse no sólo en el incendio y la reyerta, sino en cuánta gente está ahí arbitrariamente o ilegalmente.

Le puede interesar: CODEH exige intervenir CEFAS con urgencia por contagios de COVID-19