VÍDEO | Pastor de La Cosecha: la iglesia no puede seguir «agachada» ante crisis en el país

1199

REDACCIÓN.

El pastor de la iglesia La Cosecha en Comayagua, Luis Lara, recientemente se refirió a la crisis actual de país y aseguró que la iglesia no puede seguir «agachada» ante ello.

Lara dijo que desde hace poco comenzó a cambiar su oración a Dios, pues es del pensar que la iglesia y cada uno de sus miembros tiene la autoridad de decir «basta», haciendo referencia a que el país está sumido «en el hambre, en la enfermedad, en la falta de medicamentos y en la falta de trabajo».

«No creo que Dios nos deje tirados, porque hay muchos en esta tierra que le creemos y confiamos en Él», aseguró Lara.

Seguidamente, hizo un llamado a la iglesia, el cual fue «lavantar las orejas», y que «no podemos seguir agachados mirando hacia abajo, creyendo que todo es amor y paz».

Concluyó diciendo que Dios les ha dado la potestad para parar todo aquello que no va en favor de la nación.

Le podría intersar: ¿Pastores pretenden volverse políticos?: La política contamina a la religión, según Mario Fumero

Misael Argeñal profetiza caída y muerte de políticos corruptos en Honduras

 El pasado 19 de octubre, en medio de la prédica habitual de reunión de iglesia, el reconocido líder habló sin tapujos y pelos en la lengua, arremetiendo fuerte contra los que él considera responsables de saquear y empobrecer a Honduras.

«Se lo voy a profetizar hoy y escriba cuándo lo estoy profetizando», comenzó a decir Argeñal a la congregación que asiste a su iglesia.

«Dios va a traer juicio contra los corruptos de este país; y usted verá muerte de políticos corruptos muy pronto», continuó diciendo el líder espiritual durante su prédica.

«Porque le han robado al país, al pueblo y lo han empobrecido. ¡Dios levantará justicia en Honduras! ¡La justicia que el hombre no ha sido capaz de dar!», arremetió el pastor.

¿Qué es la corrupción?

Posteriormente y, para reforzar las declaraciones dadas anteriormente, Argueñal explicó textualmente qué es la corrupción y dijo así:

«Entrega o aceptación de dinero o regalos para conseguir un trato favorable o beneficioso, especialmente si es injusto e ilegal».

«Una segunda pandora»

Por último, y con tono de seguridad y firmeza, dijo «Escuche muy bien lo que le voy a decir: muy pronto vamos a oír de una segunda pandora y más grande».