Excomisionado Osorto: «Tony» Hernández tenía padrino; Álvarez protegía cárteles de la droga

2557
Tony Hernández
Exdiputado "Tony" Hernández, excomisiondo Osorto y Óscar Álvarez, exsecretario de Seguridad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.  Una vez más se revivió la polémica que gira en torno a Antonio «Tony» Hernández, hermano del mandatario Juan Orlando Hernández, luego de que un excomisionado de la Policía hiciera fuertes declaraciones.

«Los cárteles para que funcionen tienen que estar aliados al político de mayor envergadura», dijo  Henry Osorto Canales excomisionado de la Policía refriéndose con ello a «Tony» Hernández.

«Estamos viendo en este momento que el hermano de Juan Orlando era el capo ,supuestamente. Pero, ¿Quién era el padrino de él?». Pregunta que el mismo Osorto respondió: «Pues el presidente. Si tiene duda que me llame a mí», sostuvo el excomisionado.

El exdiputado «Tony» Hernández fue detenido el pasado 23 de noviembre en Miami, Estados Unidos, por alegaciones de tener vínculos con el narcotráfico. Los cargos que enfrenta el hermano de JOH son conspirar para importar cocaína a ese país y además de cargos vínculos con armas.

Por todo lo anterior, Osorto hizo una solicitud a las Fuerzas Armadas: «ustedes son instituciones nobles. Deberían de unirse a aquellos tenientes coroneles que aún no se han vinculado con estos delincuentes».

La finalidad de dicho mensaje, según Osorto, es «para que le den un golpe de barraca y amarren a todos estos delincuentes».

Lea también: Marlon Duarte: “el aseguramiento de bienes a Tony Hernández, es un show e ilegal”

«Yo estuve en Gracias y los Hernández no tenían ni bicicleta»

El excomisionado dejó entrever su incertidumbre sobre el estatus económico del que goza la familia presidencial.

«Yo estuve en Gracias, Lempira, asignado allá como jefe departamental en el 1992 y no tenían ni bicicletas, pues. Hoy quiénes son, hoy son la élite económica más grande de Honduras. Es más, reemplazaron a los Rosenthal, que tenían una historia de ser personas millonarias y hoy pasaron a un cuarto o quinto nivel», aseguró.

Juan Orlando Hernández, actual mandatario de Honduras.

Asimismo, se refirió al exsecretario de Seguridad Óscar Álvarez asegurando que durante su administración se realizaban actos de corrupción vinculados al narcotráfico.

«Yo estaba de jefe de inteligencia en Tocoa, Colón, uno nunca conoce todo, pero sí conocí mucho y vi quienes estaban protegiendo a estos cárteles eran los políticos que estaban en la Secretaría de Seguridad».

Osorto también reveló que «el círculo familiar de los presidentes tienen seguridad permanente de guardia de honor presidencial». Hasta un coronel asignado cada hijo con cinco o veinte escoltas y cinco vehículos», puntualizó.

Algunos políticos se «prostituyeron» al crimen organizado

El también depurado de la institución policial, dijo tajantemente que algunos políticos «se prostituyeron ante el crimen organizado».

Sostuvo que las «ansias de  hacer pisto» los pudo haber orillado a «mandar a matar gente». Por lo que asegura que funcionarios del cuerpo de seguridad y políticos «de alto nivel» están coludidos con el rimen organizado.

Además, citó que la cúpula policial siempre ha tenido conocimiento de actividades relacionadas con el narcotráfico. Asimismo, afirmó que al menos «cinco mil delincuentes» son los que conforman dos importantes cárteles cuyas operaciones son en territorio nacional.

Del mismo modo, Osorto se habló sobre su salida de la institución policial, refiriéndose a que no se siente mal por lo sucedido. Lo anterior, debido a que “no cumplo órdenes ilegales a ningún delincuente”.

“Como ciudadano denuncio para que el pueblo sepa que quien dirige a Honduras son criminales». Los cuales, según el policía depurado, «pertenecen a cárteles de la droga y esta cuestión no es política, es realidad».

Es por ello que propuso que «el pueblo debe reaccionar y unirnos para sacar a este grupito que son como unos cinco mil delincuentes que pertenecen a dos cárteles. Tienen el control de la Fiscalía, Fuerzas Armadas, Policía, Juzgados y todo”, indicó.

Estrategias al descubierto 

Para Canales, políticos de «alto nivel» ejecutan órdenes para coordinar operaciones de narcotráfico. «Cuando un narcotraficante va a hacer un vuelo o enviar una avioneta de Colombia a Estados Unidos por Honduras debe estar cuadrado todo».

«Tiene que tener controlado el radar de las Fuerzas Armadas,  los apostaderos de la Naval en Río Plátano, Barra Caratasca».  Además, «todo el camino por donde circulará la droga».

Pero, “el único que lo puede controlar esto es el político de alto nivel que le da la orden a los demás y estos les cumplen», agregó el excomisionado Henry Osorto.