ESTADOS UNIDOS. Ocultos entre cajas de brócoli, a temperaturas muy bajas, cubiertos con gruesos abrigos, agentes de la Patrulla Fronteriza han localizado a 60 inmigrantes, entre ellos, 8 hondureños, quienes pretendían cruzar a territorio estadounidense ocultos entre la carga de un camión refrigerado.

El vehículo fue interceptado en el Sector Valle del Río Grande, Texas, en la frontera con México, donde uno uno de los perros de inspección detectó la presencia de personas. Seguidamente las autoridades le pidieron al conductos que abriera la puerta del remolque, donde han conseguido a los inmigrantes.

«Las puertas del remolque estaban aseguradas con un candado y los sujetos no tenían medio de escape. El termómetro marcaba 49 grados fahrenheit (9 grados centígrados)», apunta la Patrulla Fronteriza en un comunicado.

El grupo estaba integrado por 22 guatemaltecos, 17 mexicanos, 13 salvadoreños y 8 hondureños. 

Mientras que el conductor, también guatemalteco, fue arrestado y está pendiente de cargos federales por contrabando de extranjeros.

Todos serán procesados por intentar entrar de forma ilegal a Estados Unidos. El comunicado asegura que las autoridades ofrecieron a los inmigrantes atención médica pero estos la rechazaron.

«La actividad delictiva de este tipo también conduce a graves consecuencias para los conductores de camiones que practican el contrabando», dijo el jefe de la patrulla, Manuel Padilla Jr.

HONDUREÑOS EN TEXAS

Es la tercera ocasión en los últimos 60 días que interceptan vehículos en los intentan ingresar clandestinamente a indocumentados a EEUU.

El caso reciente más notorio ocurrió el 24 de julio cuando las autoridades de inmigración hallaron un camión lleno de inmigrantes indocumentados aparcado en un supermercado Walmart de San Antonio, Texas. En el tráiler había 38 personas, aunque una víctima más, la 39, fue hallada en un área cercana. En total 10 personas murieron, entre ellas varios niños.