Rafael Nadal saldrá de Wimbledon como número uno pase lo que pase a partir de ahora. El balear tenía que ganar este sábado al australiano de origen español Alex de Miñaur para alcanzar los octavos de final.

Asimismo repetir al menos su actuación del año pasado, y lo hizo con mucha contundencia: 6-1; 6-2 y 6-4 en 2h: 02. Ahora espera rival para intentar avanzar aún más: Fognini o Vesely.

Rafa Nadal.
Rafael Nadal.

Desde su retorno a lo más alto del ranking en agosto de 2017, Nadal se ha mantenido arriba todo el tiempo excepto seis semanas en las que fue superado por Roger Federer.

La derrota del suizo en la final de Halle le devolvió el puesto justo antes del Grand Slam británico. El lunes de 16 de julio iniciará su semana 181 en el trono. Ahora suma 8.700 puntos contra los 6.900 del número dos, que como mucho podría alcanzar 8.720 si repite título.

De Miñaur…

A De Miñaur, buen tenista aún en ciernes a sus 19 años. Se le hizo muy grande la sombra de Nadal en un día de los que le gustan al dos veces campeón de Wimbledon Soleado, con calor y poco viento.

El federista del Real Madrid y residente en Alicante intentó jugar con descaro; pero se encontró con la mejor versión de Rafa al servicio en lo que va de torneo.

Eso, una gran efectividad en sus subidas a la red (19/22) y un buen balance entre golpes ganadores (30) y errores no forzados (19). Dieron mucha seguridad al de Manacor para dominar. De hecho, no concedió las primeras bolas de rotura (hubo tres en total) hasta el último juego del segundo set, y las salvó.

Además, sacó mucho partido al revés cortado, que le permitió encontrar buenas opciones para atacar con intensidad.

Por lo demás, el público se divirtió con algunos intercambios bonitos en los que De Miñaur tuvo que correr de lo lindo y casi siempre salió perdedor.

Por otra parte con experiencia y un físico más potente. Parece llamado a hacer grandes cosas si le ponen en la buena dirección. Lejos de las estridencias de otros compañeros australianos como Kyrgios; Kokkinakis y Tomic. Y Nadal, cada vez mejor, aunque no ha alcanzado todavía su tope. Buena señal.