HISTORIA HUMANA: taxistas capitalinos no cobran a personas que padecen cáncer

488

TEGUCIGALPA. Teresa Ochoa de 75 años, paciente con cáncer que recibe tratamiento en el Hospital San Felipe de la capital, llama a taxistas del punto San Felipe – Lomas, que con disposición buscan apoyar a personas con la enfermedad y con limitadas condiciones.

La ciudadana tiene una historia peculiar y triste ya que desde que era una niña sus padres murieron en un accidente vehicular.  La vida le enseñó muchas cosas, ella cuenta:

«Una vez que mis papas perdieron la vida decidí trabajar para ayudarle a mis abuelos quienes me terminaron de educar». Después murieron de vejez, relata Teresa.

«Ahora cuento otra parte de mi vida. Tengo cáncer de mama y recibo tratamiento una vez al mes», cuenta con una voz quebrantada. Mientras sus lagrimas ruedan por sus mejillas dice que Dios siempre manda ángeles a la tierra a cuidar a sus hijos.

«Conozco el punto de taxis de Emisoras Unidas/San Felipe desde que visito el hospital. Para estar en control con mi tratamiento viajo con ellos», recuerda Ochoa. Teresa es una hondureña guerrera que también expuso la buena labor que realizan los taxistas del punto.

Punto de taxis San Felipe - Lomas.
Punto de taxis San Felipe – Lomas.

Personas que son atendidas en Hospital San Felipe

De acuerdo con los datos del hospital San Felipe, aproximadamente 140 personas con cáncer están en tratamiento de radioterapia. También se contabilizan 160 pacientes atendidas en consultas externas en este hospital.

Por otro lado, se les da atención a 45 hondureños que reciben quimioterapias diarias en el centro asistencial.

  • 40 pacientes ingresadas en Oncología Quirúrgica de Mujeres
  • 25 pacientes ingresados Oncología Quirúrgica de Hombres
  • 30 pacientes ingresadas en Oncología Médica de Mujeres

La portavoz del hospital San Felipe informa que son 450 pacientes, entre hombres y mujeres que reciben a diario atención medica a raíz de esta enfermedad.

Punto de taxis no cobra a estos pasajeros:

  1. Las personas que están en tratamiento de cáncer en el Emma Romero Callejas.
  2. Las personas que están en tratamiento de cáncer en el Hospital San Felipe.
  3. Personas no videntes.
  4. Las personas protegidas por la ley del adulto mayor solo pagan Lps. 10.
Este es el rótulo que los taxistas llevan colgado dentro de su carro para informar a la población hondureña.
Este es el rótulo que los taxistas llevan colgado dentro de su carro para informar a la población hondureña.

Guillermo Rivera es uno de los fundadores de este punto de taxis y es propietario de la unidad 3462. Rivera reitera que «los no videntes también tienen ese privilegio. Ellos no pagan de San Felipe a emisoras y viceversa».

Además, cuenta que esta iniciativa surgió «después de que un compañero cayera en las garras de esta mortal enfermedad como lo es el cáncer».

Armando Carías, excompañero de Rivera, se encontraba limitado y dijo en vida “yo que tengo medios para poderme transportar, no digamos la gente que está enferma”.

A raíz de eso todos los miembros de este punto de taxis se pusieron de acuerdo. «Hicimos un consenso y comenzamos a ayudar a la población», agregó. Cabe mencionar, que Carías era padre de Merlin, quien trabaja como despachadora en el punto.

Hasta ahorita solo nosotros hacemos esto. Desconozco si otro punto de taxis más lo hace.

Acción social de taxistas

Guillermo Rivera, más conocido por sus compañeros como «Memo», detalla que «la verdad que esto lo hacemos con conciencia social. Para nosotros es un privilegio llevar a una persona enferma».

Asimismo, explica que cuando las personas no tienen el respaldo de la población ni del gobierno, el único que nos respalda es Dios. «Tenemos de tomar la acción 15 años», es la fecha en que «nuestro compañero dejó esta vida terrenal para pasar a otra mejor».

De acuerdo con los ciudadanos, los que prestan este servicio son seres humanos de calidad que tratan de beneficiar a los más desposeídos.
De acuerdo con los ciudadanos, los que prestan este servicio son seres humanos de calidad que tratan de beneficiar a los más desposeídos.

Identificación de los que no están obligados a pagar

«Las personas que se acercan a nuestro punto solo presentan el carné del hospital», indica «Memo» Rivera. Del mismo modo, evidenció que otras veces ellos conocen a los pasajeros por lo que no es necesario que presenten su carné.

«Con estas personas que van a control sentimos la necesidad de no obligarlos a que paguen», puntualizó. En ese sentido, asegura de que todos sus compañeros están de acuerdo con la buena acción.