Honduras: niña y madre escribieron cartas suicidas antes de quitarse la vida

900
Cartas suicida
Ambos casos estristecieron sobremanera a la población hondureña.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.

Los casos de suicidio en Honduras se han incrementado en los últimos meses. Personas de todas las edades y estrato social han sido víctimas de ellos mismos al quitarse la vida en un intento desesperado de huir de los problemas que los sofocan.

Ahorcamiento, pastillas de curar frijoles e ingesta de medicamentos que provocan intoxicación son métodos que algunos hondureños emplearon para despedirse de esta vida.

Pese a los numerosos reportes y, que por tanto, dejaron de ser vistos como sucesos aislados, hay dos casos en particular que estristecieron y conmocionaron a la población: el de una niña de tan solo 12 años de edad y el de una joven mujer, madre de tres hijos.

Cuando alguien se suicida los dolientes se preguntan: «¿Por qué lo hizo?», duda que difícilmente logra ser aclarada. Pero no en todos los casos, pues en algunos, el ahora occiso se encargó de dejar un escrito explicando el porqué de su decisión. Esa es la razón por la que los dos decesos mencionados anteriormente tuvieron un toque de dolor particular: Michelle Chávez Pérez, de 12 años y Gladys Dolores Romero, de 47, dejaron una carta a sus familiares.

Mujer escribe desgarradora carta a sus hijos antes de suicidarse en La Ceiba

Doña Gladys Romero murió el pasado cerca del navidad el pasado mes de diciembre en la colonia Suyapa, su lugar de residencia.

Al parecer, la mujer habría enfrentado un proceso de depresión bastante fuerte. Ella dejó una nota de despedida a sus hijos, a quienes les pidió perdón tras su lamentable decisión:

«Hijos, perdónenme por lo que estoy haciendo, pero ya no tiene caso que siga viviendo, ya no quiero sufrir más. Definitivamente hay cosas que no puedo solucionar y eso me hizo llegar hasta aquí. Hay cosas que quiero resolverlas y no puedo y no aguanto más», decía aquél lamentable texto.

Niña de 12 años escribe extensa carta antes de quitarse la vida en Yoro

Y un caso similar ocurrió ayer martes, en el municipio de Santa Rita, departamento de Yoro, donde la menor Michelle Chávez Pérez se quitó la vida y dejo escrita una carta en la que explicó la razón de su decisión.

Las causa que expone es supuetos problemas personales con su mamá. Tan graves era para ella su situación, que al final de la carta dijo: «Dios, llévame, no me dejes sufrir más». Abajo, el dibujo de una niña ahorcada.

Aquí el triste texto que redactó la joven: 

Mi verdadera historia…

Me da lástima contar mi historia, pero la contaré. Yo sé y lo noto todos los días, mi supuesta madre no me mira bien, nunca lo ha hecho.

Ellos hablan que yo le tengo envidia a Jenni, y sí es cierto, porque ella tiene todo lo que a mí me falta. Y dice que Rachell no es buena amiga, ellos no saben como es ella. Ella es una buena niña, ellas la miran mal, no saben que es mi amiga y que tiene un gran corazón. Bueno, pero ellas no la han visto todavía, y si yo me muero de dolor será por ellas que me han causado dolor. 

Yo quiero a mi abuela Choly. Yo no le deseo a ella ni a nadie la muerte, porque el que le desea el mal a otro en él mismo se pasa. Amo a mi papito, yo lo quiero y que Dios lo guarde siempre en el camino. Si algún día leen esta carta, que les llegue a la conciencia y talvez les da lástima de mí. Y si yo me muero hoy o mañana, que no estén llorando en el funeral y que no les salgan lágrimas de cocodrilo, y quiero ver a Rachell en mi último día.

Dios, llevame, no me dejes sufrir más.