21.7 C
San Pedro Sula
miércoles, febrero 8, 2023

HISTORIA HUMANA: Nery Gaitán, de niño con pies descalzos a reconocido escritor hondureño

Debes leer

TEGUCIGALPA, H0NDURAS. Con 57 años de edad, el destacado intelectual y escritor hondureño, Nery Gaitán, me espera a las 12 del mediodía sentado en una de las mesas del famoso café literario (librería y cafetería) de la universidad, el cual frecuenta a menudo a disfrutar de un buen café. Nery es catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) desde el 2006.

Imparte las asignaturas de Redacción General, Técnicas de Lectura y Ortografía. Al verme, sonríe, tomo asiento y me ofrece algo de tomar.

Es de mediana estatura, de torso prominente, trigueño, ojos negros y redondos, voz pausada, cejas poco pobladas. A simple vista se muestra serio, pero luego se dibuja una sonrisa en su rostro y se demuestra lo contrario; es atento, cálido y acogedor.

Es miembro de la Academia Hondureña de la Lengua que es parte de la Real Academia Española (RAE).

Me cuenta que de su niñez lo que disfrutó fue jugar fútbol con sus amigos y compañeros de escuela. “En realidad mi infancia fue muy triste, fue muy pobre. Me tocó andar vendiendo tortillas y paletas, descalzo. Yo recuerdo eso, las grandes limitaciones de mi casa”. Hasta los 16 años su madre veló por él, después tuvo que trabajar y así costearse sus estudios.

Lea también: HISTORIA HUMANA: Ana Rosales, perdió un brazo y trabaja como taxista VIP en SPS

Con esfuerzo se sumergió en el mundo de las letras

Una muestra de los libros; fieles compañeros de Nery Gaitán

De esa manera, con mucho esfuerzo, estudió Letras en la UNAH, ya que desde su corta edad, supo que quería rodearse del mundo de las letras, pues siempre tuvo facilidad para leer y era algo que en verdad disfrutaba.

“Siempre tuve claro que mi vida iba a estar relacionada con las letras, desde niño fui un lector apasionado…”

Para él el entrar a la biblioteca de su escuela y leer un libro era algo fantástico, un sentimiento inigualable. “Yo quedaba maravillado y extasiado ante los libros, ante las lecturas”. De ese modo, a medida fue creciendo, también lo hizo su pasión por la lectura, lo que concluyó en sus estudios en la Carrera de Letras con especialidad en Literatura, una Maestría en Literatura y Lenguas y un Doctorado.

Al preguntarle cuál es su libro favorito, me dice que esa pregunta es difícil, pero contesta La Ilíada de Homero, pues explica que este libro junto con La Odisea, retratan a la humanidad. “Son libros donde está descrita toda la condición humana. Ya después de esos libros ya no hay nada más que escribir”.

Se considera un aficionado de la cultura griega. Entre sus autores favoritos están Homero, Sófocles, Eurípides y Esquilo. “Posteriormente, otro que siempre menciono, toda la vida, es Rubén Darío. Lo que pasa es que esas listas, empiezo a hablar y son muy extensas”. (Río ante su comentario jocoso y honesto, pues no es sorpresa que un lector y escritor, tenga tantos autores que admirar).

Un escritor amante a la música con clase

Sus pasatiempos incluyen leer, escribir y meditar. Su repertorio musical va desde la música clásica, la instrumental, el jazz, hasta Sandro y Leo Dan.

Nery se describe a sí mismo como “una persona que anda en la búsqueda de la trascendencia espiritual”. Considera su mayor cualidad el querer transmitir valores a la juventud. Por el contrario, su mayor defecto es querer todo rápido y bien hecho. Su lugar favorito es “aquel donde halle paz”.

A la corta edad de 18 años, inicia su carrera de escritor al ganar un concurso literario de cuentos a nivel nacional. “Ese fue el primer cuento que escribí en mi vida, gracias a Dios después le metí fuego a ese cuento y a todo un libro” (ríe jocosamente). “En su momento me ayudó mucho. Un reconocimiento de esa naturaleza con el primer cuento que escribía me motivó a seguir leyendo y escribiendo”.

Hasta la fecha ha publicado 38 libros y al preguntarle, cuál de ellos prefiere, me contesta que esa también es otra pregunta que lo pone en aprietos. Sin embargo, después de un instante, me contesta: “Ha medida ha ido pasando el tiempo, he ido cambiando de libro favorito. Quiero mencionar “La primera noche de amor de Scherezada”. En eso libro pude reflexionar mucho de la condición humana en general. Ya aquí siento al escritor muy reposado, muy crítico, analítico, en tratar de comprender el proceder humano”.

En 1990, publica su segundo libro, titulado “La vida menor, en el cual 30 relatos tratan sobre la orfandad de los niños de la calle. “Para mí la infancia siempre es un motivo formidable de trabajo literario”. Expresa que en el libro quiso reflexionar sobre los niños de la calle. “Como están doblemente golpeados por su condición de niños abandonados y por el sistema que los relega al olvido… Hasta donde tengo conocimiento creo que es el libro de cuentos más leído en toda la historia de la literatura hondureña…Yo siempre supe que ese libro iba a ser un libro especial dentro de mi producción. Será porque es el que más me he dedicado a estar produciendo”.

Nery piensa que el éxito de su libro radica en el estilo de su narración (cuento corto), en ser un libro accesible al lector y que narra un tema social que genera conciencia y que conmueve. Explica que un libro es capaz de transformar vidas y que este impacta y sensibiliza mucho, por lo que espera que sea un aporte para quienes lo lean. Espera que su obra pueda ayudar a mejorar la conducta de las personas y a ser solidarios con los demás, a no formar parte de las injusticias que hay en el mundo.

Viene una novela

Actualmente está trabajando en una novela, pero no puede revelar mucho de ella. Debido a sus múltiples ocupaciones, le cuesta trabajo terminar sus libros, pero que con este, espera tocar una temática poco abordada por los escritores en general. “Sin revelar mucho, pero es la clonación de Jesucristo… lo interesante en este caso es la visión que tiene Jesucristo sobre la humanidad actual”. Me dejó llena de dudas, pero con mucha curiosidad por leer su obra ya culminada.

Asimismo, me expresa su sentir e interés por hacer de la literatura hondureña una que trate temas universales. “Mi trabajo literario siempre fue encaminado en universalizar la literatura hondureña y yo creo que hemos triunfado en ese aspecto”.

Le pregunto si las letras hondureñas son reconocidas en otros países, pero él me explica que se conocen poco, que en los países que ha visitado, ha tenido que explicar sobre su existencia, sobre sus exponentes y que en definitiva es muy triste que no exista ese reconocimiento de los escritores del país. “Recordemos que en los países pobres la proyección cultural en general es muy escasa a nivel internacional. En países de primer mundo no es fácil penetrar”.

Entonces, ¿cómo podría un escritor hondureño lograrlo? (penetrar en los países de primer mundo). “Para empezar, debe de haber una cultura oficial. Debe de haber una política cultural por parte del Estado. Se podría hacer mucho a nivel de embajadas. Si los embajadores fueran fieles representantes de la hondureñidad, otra cosa sería. Si los agregados culturales en realidad supieran de cultura… entonces sí se daría a conocer mucho el nombre de Honduras”. Nery es crítico de este tema y lo conoce a fondo pues en más de una ocasión ha visitado embajadas hondureñas en otros países, donde rechazan su interés por dar a conocer a Honduras y a sus exponentes literarios.

Pasamos a otro tema y es que tras una vida llena de logros, mucho trabajo y reconocimientos, le consulto si aún tiene un sueño o una meta sin cumplir. “Ninguna… creo que desde hace unos 25 años por lo menos, ya todas las metas que tenía en la vida, al menos, logros del mundo, ya los había hecho. Escribir libros, publicar, hacer vida de escritor, viajar, conocer gente, eso lo hice muy temprano en la vida”. Esas son palabras que muchos desean llegar a pronunciar en algún momento de sus vidas.

A pesar de vivir una dura infancia, inmersa en la pobreza y con muchas dificultades, aquel niño de pies descalzos, estaba lleno de sueños y de una indudable pasión por la lectura.

Fue así que después de muchos años de trabajo, Nery Alexis Gaitán, logró obtener su título de Licenciado en Letras y con ello, abrirse paso en el mundo literario que ha sido su pasión.

Asegura haber logrado sus metas terrenales desde hace mucho tiempo atrás, pues ha escrito, viajado y compartido con muchas personas. Su labor ha incluido universalizar y dar a conocer la literatura hondureña en el exterior. Posee una vasta experiencia en el escenario cultural y educativo. Sin embargo, no deja de expresar su afán por transmitir su mensaje de amor y valores a la juventud. Contribuir a la sensibilización de la vida de muchos seres humanos y a su vez, que estos transformen más vidas y se solidaricen con sus semejantes.

Culmino esta entrevista con sus palabras dignas de meditación: “La vida es un día a la vez…Todo pasa, todo cambia y todo termina. Lo único que trasciende son los actos construidos con amor, hacer el bien hacia los demás”.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido