Nasralla: «Quien le dio la mano a JOH no fui yo, fue un hijo de Dios»

1139
Nasralla
JOH y líderes de la oposición se dieron un apretón de manos y luego oraron juntos gracias al apóstol Guillermo Maldonado. Salvador Nasralla habló al respecto.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Luego de que él y otros líderes opositores estrecharan su mano con el mandatario Juan Orlando Hernández en un evento público, Salvador Nasralla hizo algunas aclaraciones sobre ese polémico gesto.

La criticada acción tuvo como escenario un hotel capitalino y se dio como parte de un acto religioso organizado por el reconocido apóstol Guillermo Maldonado.

En su aclaración, según el excandidato presidencial, ni siquiera esperaba la presencia del gobernante.

Por otra parte, planteó que no fue el «ser humano» Salvador Nasralla quien hizo el gesto con JOH. Además, fue mas allá y hasta citó pasajes bíblicos para explicar lo sucedido y referirse a la situación actual del país.

Lea también: Guillermo Maldonado logra que la oposición estreche la mano con JOH

Noción inesperada

En primera instancia, el sexagenario describió que él asistió al encuentro dado que tiene «principios cristianos de toda la vida». No obstante, considera que, como era una reunión para empresarios y líderes de la nación, «no esperaba» la presencia del presidente.

«No esperaba que estuvieran los presidentes de los tres poderes del estado. No esperaba que estuviera Juan Orlando Hernández. Era una invitación para empresarios», aseveró.

En el marco religioso, Nasralla opinó que Maldonado dio un mensaje «estupendo» contra la corrupción. Por lo que, dice, vio como a los secretarios de estado «se les dijo en sus caras que son corruptos».

Asimismo, opinó que sólo Dios nos permitirá salir de la «dictadura en la que nos ha sumido JOH».

Citas Bíblicas 

El ingeniero tomó a bien recordar algunas palabras extraídas por el pastor Maldonado de las sagradas escrituras y dichas en su sermón.

Primero, se amparó en el libro de Segunda de Crónicas, capítulo siete, versículo 14. El texto habla de humillación, y un consecuente perdón y saneamiento de pecados de parte del creador.

En ese sentido, Nasralla dijo: «Cuando el apóstol, después de orar y aceptar a Dios, me invitó al escenario a darle la mano a quien usurpa la presidencia, no subió el ser humano Salvador Nasralla, subió el hijo de Dios, que cree en la paz».

También, remembró lo dicho por Jesucristo en el libro de Mateo, capítulo 16, versículo 24.  En ese fragmento, Jesús le dice a sus discípulos que quien quiera acercarse a él, deberá negarse a sí mismo y tomar su cruz.

Sobre eso, Salvador interpreta que los hondureños «estamos cargando una cruz. Principalmente la gente pobre, que sufre y clama por justicia que no se le ha dado. Sin justicia no hay paz».

Por último, el excandidato presidencial dijo que si la invitación a saludar a JOH fue una trampa, remite al libro de Proverbios, capítulo doce, versículo veinte

«En los que fraguan el mal habita el engaño, pero hay gozo en el corazón de los que promueven la paz» dice textualmente ese versículo. Según él, él es de los que promueve la paz.

Consiguiente señaló: «Para que haya paz en Honduras, este gobierno usurpador tiene que salir. La corrupción destruye a los pueblos y la vamos a erradicar con justicia».

En ese encuentro, Esdras Amado López, Darío Banegas, y Romeo Vásquez también estrecharon su mano con Juan Orlando Hernández.