Museo y Casa Morazán podría cerrar por falta de presupuesto

1966
Morazán
El director del museo, señaló que "sería una ironía que solo en Honduras, en la casa donde él nació, le estemos dando la espalda a la memoria de Morazán, sería penoso".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Recientemente trascendió el posible cierre del Museo y Casa Morazán, un monumento histórico nacional de 260 años, parte importante de la historia e identidad de Honduras, debido a la falta de presupuesto por parte del Gobierno.

En ese sentido, el director de Casa Morazán, Carlos Turcios, señaló que el museo necesita un presupuesto de L 4 millones para poder operar y realizar reparaciones mínimas.

Respecto a los fondos que el Gobierno dejó de destinar para las operaciones del museo, manifestó que está es una lucha de todos los años. Sin embargo, señaló que este año, la Secretaría de Finanzas les habría informado que el museo ya no recibirá fondos.

«Todos los años tenemos problemas de presupuesto y hemos logrados sobrevivir, pero este año nos han confirmado a través de la Secretaría de Finanzas, que ya no se asignarán fondos, porque no hay dinero para el arte, la cultura y la historia nacional», reveló.

Además, agregó que esta es una noticia lamentable, porque ante la comunidad nacional e internacional es deplorable, a un año del bicentenario de la independencia de Centroamérica, por la cual Morazán luchó y ofrendó su vida.

«Nos han dicho que por órdenes superiores no hay fondos para Casa Morazán. Dios está con nosotros y sabe que nuestra causa es justa. Lo único que hacemos aquí es hablar de nuestra historia, nuestros héroes y nuestra patria. Morazán es de todos y no podemos ir en contra se la historia», manifestó.

Lea también: Gran «Noche Cultural» en honor al 26 aniversario del Museo de Antropología de SPS

«Tenemos unos 20 mil documentos históricos»

Cabe mencionar que este patrimonio y joya nacional, que nace como homenaje al general Francisco Morazán Quezada, no solo opera como museo, sino también como archivo y biblioteca.

Además, Turcios destacó que Casa Morazán debe seguir creciendo y que tiene el propósito de convertirlo también, en un instituto de investigación histórica.

Sobre el valor educativo del museo, Turcios explicó: «La fortaleza de nosotros es que tenemos unos 20 mil documentos históricos. También tenemos obras de arte, piezas y objetos de museo de tipo morazánicos».

Además, el director detalló que en el mueso se habla con niños y jóvenes acerca de la historia nacional. Igualmente, manifestó que se realizan eventos cívicos, culturales y charlas no solo sobre Morazán, sino también sobre los demás héroes y próceres nacionales, centroaméricanos y latinoamericanos.

«Realizamos esos eventos cada mes, eso es la Casa de Morazán en la actualidad», destacó.

Respecto a las restauraciones que ha tenido Casa Morazán, para poder convertirse en un importante museo, Turcios destacó que cuando su administración llegó en el año 2010, las instalaciones estaban destruidas y abandonadas.

«Con mucho esfuerzo logramos restaurarlo, hemos hecho cuentas claras, hay liquidaciones correctas. Logramos que Casa Morazán se convirtiera en el altar de la patria que merece ser», dijo el director a Diario TIEMPO Digital.

obra a Morazán
Pintura en memoria a Francisco Morazán, una de las obras de arte que se encuentran dentro del museo. «Alta es la noche y Morazán Vigila», del poema del escritor chileno Pablo Neruda.

El museo se levantó de las ruinas

Antes que esta vivienda se transformara en el museo a Morazán, se tuvo que levantar de las ruinas, luego que sirvió como la Biblioteca Nacional. Puesto que no se encontraba en las mejores condiciones y era obligatorio restaurarlo totalmente.

«Nosotros sabemos que el pueblo hondureño está de acuerdo con sostener el museo, el problema es que quienes administran los fondos no quieren ceder y hacer caso a la voluntad de un pueblo que necesita de lugares como este», sostuvo Turcios.

Respecto al crecimiento del museo, señaló que «para se vea como se ve hoy, hemos hecho reparaciones desde hace dos años (años 2017 y 2018) y ha quedado muy bien».

A su vez, agradeció a quien fungió como viceministro de Finanzas, Carlos Borjas Castejon, en ese tiempo y también al que fuera el ministro, Wilfredo Cerrato, quien ahora labora en el Banco Central de Honduras (BCH).

«Ellos vinieron al mueso, vieron las deficiencias que teníamos y nos dieron el dinero que necesitábamos para restaurarla, y lo agradecemos. Pero ahora, los nuevos funcionarios no han querido siquiera asignar los fondos para operar. Esperamos que hayan rectificaciones honrosas porque estamos en el mejor momento del museo», agregó.

Casa Morazán es «un homenaje al héroe centroamericano»

En cuanto a la cantidad de personas que visita Casa de Morazán a diario, manifestó que llegan entre un promedio de 350 y 400 personas. Apuntó que llegan historiadores, personajes políticos, personas del área académica, tanto hondureños como extranjeros.