Recapturan a implicado en muerte de hijo del expresidente Ricardo Maduro

1455
Ricardo Maduro
Al momento de la captura se el decomisó vehículo marca Toyota, modelo Prado, armas, documentos y 52 mil lempiras

Tegucigalpa, Honduras. Uno de los supuestos implicados en la muerte de Ricardo Ernesto Maduro Andreu, hijo del expresidente de la República Ricardo Maduro fue recapturado este día por la Policía Nacional.

La captura de Santos Neptalí Padilla Bustillo se efectuó este domingo en el municipio de Olanchito, Yoro, al norte del país. Asimismo, autoridades informaron que Padilla Bustillo  era uno de los más buscados por la Interpol. Además, es acusado por haber participado en el secuestro y muerte de Ernerto Maduro.

Al momento de la detención a Padilla Bustillo se encontró una identificación con la que se hacía pasar por José Federico Guevara Milla. 

El detenido de 58 años tenía, desde el 2006, una orden de captura por el delito de evasión. Lo anterior, tras haberse fugado de la Penitenciaría Nacional de Támara.
En el año 2005, Padilla Bustillo había sido arrestado en Estados Unidos y deportado hacia Honduras. Sin embargo, escapó de Támara.

Según la acusación del Ministerio Público (MP) el detenido es miembro de la banda Los Padilla que operó desde 1990 hasta 2010.

Lea también: Marlon Duarte: Cuando murió agente de la DEA, Ramón Matta estaba en Honduras 

Condenados por muerte del hijo de Maduro

Ernesto Maduro Andreu fue secuestrado el 23 de abril de 1997 cuando se dirigía hacia su residencia. Luego de salir de un supermercado que administraba en San Pedro Sula. El negocio, era propiedad de su padre.

Dos días después apareció ejecutado en las cercanías de una laguna siempre en San Pedro Sula. Tres hombres fueron condenados a 32 años de presión por la muerte de Ernesto Maduro, hijo del expresidente Ricardo Maduro. Los mismos,  identificados como Víctor Manuel Meraz, Efraín Ordóñez y Nery Sánchez.

Por su parte, los hermanos Misael y Abel Bustillo estaban implicados en el caso y eran prófugos. Sin embargo, murieron el 28 de mayo de 1997 en un enfrentamiento a tiros con la Policía en un barrio de Tegucigalpa.