Gustavo Canahuati
El joven empresario había sido secuestrado hace 12 días en el norte del país

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Autoridades de la Policía Nacional manifestaron que hay evidencias que en el asesinato del joven empresario Gustavo Leonel Canahuati Sagastume, en la zona norte de Honduras, está vinculado a una estructura criminal.

Prosiguió que «todo eso conlleva un trabajo de la misma investigación e inteligencia que se mantiene todavía». No confirmó si los familiares de Canahuati pagaron por su rescate, pues se ha mantenido en estado reservado.

«La Policía Nacional mantiene  su compromiso de dar con el paradero de los hechores, este caso será esclarecido», dijo. También manifestó que se comenzó a investigar sobre el paradero del reconocido empresario; es decir, desde el día que sus familiares les alertaron.

Lea también: Villanueva: consternación por muerte de miembro de club de motociclistas

Los hechos 

Ayer domingo se encontró el cadáver de Gustavo Leonel Canahuati Sagastume, quien fue secuestrado hace 12 días en el norte del país.

El cuerpo del joven empresario fue hallado por las autoridades dentro de un saco de color rojo. Estaba amarrado con lazos de color negro, exactamente a orillas de la carretera al occidente del país, en las cercanías de la colonia San Jorge, en Cofradía.

Según se conoció, personas que transitaban por el lugar encontraron el saco con el cuerpo adentro y decidieron alertar a la Policía. Posteriormente llegaron para acordonar la escena del crimen. Así como la Dirección Policial de Investigaciones y la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL). Lo anterior, para recabar indicios con respecto al hecho.

Fe secuestrado hace 12 días

Información proporcionada en su momento indicó que a Canahuati Sagastume lo secuestraron el miércoles 28 de noviembre en horas de la tarde. Esto, cuando salía de un proyecto de energía en el municipio de Naco, departamento de Cortés.

Según las investigaciones realizadas por los agentes, sujetos desconocidos interceptaron a Canahuati en la carretera CA-4. Posteriormente dejaron el vehículo en la gasolinera Montimar de Santa Bárbara.

La familia del joven estaba manejado la información de forma escueta. Lo anterior, puesto que al parecer estaba en un proceso de negociación con los secuestradores a cambio de su libertad.