Muere el último rinoceronte macho de Sumatra; solo queda una hembra en Malasia

460
rinoceronte de Sumatra
Los rinocerontes de Sumatra son las especies de rinoceronte más pequeñas del mundo, con alrededor de 1,2 de altura cuando están completamente desarrollados.

MALASIA. El último rinoceronte de Sumatra macho murió, lo que deja solo a una hembra de su misma especie en cautiverio en Malasia.

La Alianza de Rinocerontes de Borneo (BORA) confirmó la muerte del animal en una declaración en Facebook este lunes, diciendo, “es con gran pesar que compartimos la trágica noticia de que Tam, el último rinoceronte macho de Malasia, ha fallecido”.

Además, Tam había estado sufriendo de insuficiencia orgánica antes de su muerte, dijo BORA.

Los rinocerontes de Sumatra son las especies de rinoceronte más pequeñas del mundo, con alrededor de 1,2 de altura cuando están completamente desarrollados. Son los únicos rinocerontes asiáticos con dos cuernos, y están cubiertos de pelo.

Los animales se encuentran en Indonesia, el estado Sabah de Malasia (parte de la isla de Borneo) y Malasia peninsular; algunos también se cree que viven en el sur de Tailandia, según la World Wildlife Foundation (WWF).

No está claro con precisión cuántos rinocerontes de Sumatra quedan, pero los expertos de la International Rhino Foundation creen que aún hay menos de 80 en libertad.

Peligro de extinción

BORA describe a estos animales como “funcionalmente extintos”, lo que significa que los pocos animales que quedan son insuficientes para evitar que la especie se extinga. La muerte de Tam significa que solo queda un rinoceronte de Sumatra, una hembra llamada Iman, que está en Malasia.

La WWF considera que las criaturas están en peligro crítico como resultado de la caza furtiva y la fragmentación del hábitat.

Fue capturado y llevado a vivir en la Reserva de Vida Silvestre Tabin de Sabah. Se esperaba que se reprodujera con las hembras cautivas, pero estas esperanzas se vieron frustradas cuando se descubrió que las dos rinocerontes hembras en la reserva eran infértiles.

“Recuerdo muy bien cuando capturaron a Tam y las grandes esperanzas de todos eran que él podría ser el miembro fundador de un exitoso programa de cría en cautividad en Sabah. Y unirse a los esfuerzos internacionales de Estados Unidos e Indonesia”, dijo Susie Ellis, directora ejecutiva de la International Rhino Foundation, en un comunicado.

Los esfuerzos para salvar a la especie en Malasia se han centrado desde entonces en la tecnología reproductiva, incluida la fertilización in vitro, pero hasta ahora han resultado infructuosos.

Los rinocerontes están bajo amenaza en todo el mundo. El rinoceronte negro occidental, nativo de África occidental, se declaró extinto en 2013. El último rinoceronte blanco del norte macho murió el año pasado, lo que llevó a la especie al borde de la extinción.