MP investiga posibles vínculos familiares de quienes recibieron salario-beca

67
MP inventiga posibles vínculos familiares
De acuerdo con el informe elaborado en 2016, se usó un acuerdo ministerial, con registro 103, que ya había sido desechado, para gestionar los pagos de las becas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Ministerio Público (MP) realiza investigaciones sobre posibles vínculos familiares entre funcionarios de la Secretaría de Salud y las 86 personas que recibieron salario-beca de esa dependencia sin ser estudiantes.

Existe sospecha de que los beneficiados con el estipendio podrían ser parientes de al menos dos de las personas que laboraron en el Departamento de Planillas. Esto, por ser sospechosos de autorizar los pagos.

“Lo que se investiga es si son familia de funcionarios de Salud y los que recibieron los pagos. Es un proceso que lleva tiempo por la cantidad de personas de las que se trata”, indicó el jefe de Relaciones Públicas del MP, Yuri Mora.

Para probar lo anterior, el MP solicitó información al Registro Nacional de las Personas (RNP) que ligue familiarmente a los que recibieron becas con algunos servidores y exservidores públicos de Salud, indicó Mora.

Lea: Honduras: Brigadas médicas de EUA son canceladas por conflicto político

Identificados

Mora reiteró que ya se ha identificado a las personas que podrían ser acusadas de autorizar la cancelación del estipendio. Sin embargo, no dio nombres para no entorpecer las pesquisas.

Un medio local reveló días atrás que la comisión de investigación apunta que la Secretaría de Salud pagó 6.1 millones de lempiras. En ese sentido, por el salario-beca de los 86 que se hicieron pasar por estudiantes de distintas carrera del área de la salud.

El salario-beca se paga por ejemplo a estudiantes que cursen la etapa final de carreras como Enfermería, Odontología y Medicina, entre otras. Esto, de las universidades públicas y privadas y que realicen el internado rotatorio o servicio social en centros sanitarios.

De acuerdo con el informe elaborado en 2016, se usó un acuerdo ministerial con registro 103 que ya había sido desechado para gestionar los pagos de las becas.

Henry Daniel Martínez, exjefe del Departamento de Planillas, y Doris Obdulia Gradiz Sevilla, su asistente, fueron identificados en el reporte como los responsables de autorizar las transferencias ilícitas. Ambos empleados fueron despedidos, conforme a fuentes de la Secretaría de Salud.