23.4 C
San Pedro Sula
miércoles, octubre 5, 2022

Trataron de huir: así fueron los últimos minutos de los empleados de Miguelito Carrión

Debes leer

CORTÉS, HONDURAS. Eran las 4:00 P.M., el Sol abrazador mantenía intenso calor incluso a esa hora del día, y por la avenida Juan Pablo II circulaban un hombre y una mujer que, sin saberlo, gozaban de sus últimos instantes de vida.

Isamar Stefany Cortéz Lorenzo, de 29 años de edad, y César Augusto Pérez, de 61, circulaban en una pick-up doble cabina, cuando, de pronto, media cuadra antes de llegar a la 14 calle del barrio Medina, un dúo de sujetos a bordo de una motocicleta se les puso a un costado.

Trataron de huir

El desconocido que iba sentado en la parte de atrás sacó una pistola y comenzó a disparar. Ante esto, César Pérez, quien conducía la pick-up, se dirigió al estacionamiento de un edificio ubicado en una esquina de la misma calle, pero los sicarios lo siguieron para rematarlo.

Pérez, licenciado en Contaduría en Finanzas, murió al instante. Su cadáver quedó dentro del automóvil. Mientras que Isamar Cortéz resultó gravemente herida y la trasladaron al Hospital Mario Catarino Rivas (HMCR). A eso de las 7:00 de la noche, la Policía Nacional confirmó que había muerto en Emergencias.

Su vínculo con Miguelito Carrión

Tanto Isamar Stefany Cortéz Lorenzo como César Augusto Pérez eran empleados de la familia del extinto empresario Miguel Carrión, quien fue ultimado el 26 de febrero en San Pedro Sula junto a varias personas más.

La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ya indaga en torno a lo ocurrido. De momento, se desconoce el móvil del crimen y quiénes fueron los responsables.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido