OLANCHO. Cuatro personas fueron masacradas este viernes durante un enfrentamiento en la Aldea de Campamento, zona oriental de Honduras.

En el lugar del crimen dos personas murieron instantáneamente, mientras que los otros dos perdieron la vida en el Hospital «Hermano Pedro», donde fueron movilizados de emergencia por el ataque criminal.

Las dos personas que murieron en el lugar del hecho respondían a los nombres de Wilmer Ramírez y otra persona identificada únicamente por el momento como Jerónimo.

Por otra parte, autoridades policiales identificaron a los que fueron trasladados al hospital como Silar Cruz Maradiaga, de 34 años de edad y José Armando Chavarría, de 36 años de edad.

Según pesquisas, a lugar de la masacre se presentaron varios individuos que se enfrentaron con las cuatro personas que hoy fueron reportadas como muertas.

En tanto, los familiares de las víctimas manifestaron que los hechores son personas ajenas a la aldea y llegaron haciendo disparos a ese lugar. Se maneja que los sujetos que cometieron el cuádruple crimen, son integrantess una banda que se dedica a realizar actos ilícitos.

Ante esto, miembros del comité de vigilancia decidieron enfrentarlos. Por lo que estos integrantes al momento del enfrentamiento no pudieron abatir a los delincuentes y perdieron la vida. Los cuerpos de las cuatro personas asesinadas fueron entregados a los familiares por petición de los mismos.

Los cadáveres no fueron trasladados a la morgue capitalina dado que según familiares de las víctimas, esto tarda demasiado tiempo en la entrega. Mientras tanto, las autoridades aún no manejan información sobre las causas relacionadas con lo sucedido.


Capturan a tres presuntos narcos en Olancho

Miembros de las Fuerzas Armadas infunden respeto en retenes instalados en puntos estratégicos, mientras que el Comando de Operaciones Especiales; (Cobras) ejecuta allanamientos en conjunto con la Fiscalía.

En ciudades como Juticalpa y Catacamas, los moradores comienzan a sentir paz, la tranquilidad, principalmente, en sectores controlados por capos del narcotráfico. Y es que por fin las autoridades actuaron como debieron hacerlo desde hace mucho antes de que el monstruo del crimen organizado tomara tanta fuerza, según pobladores.

Ahora, la misión de las Fuerzas Armadas es sacar de circulación a miembros de bandas del crimen organizado que manejan ejércitos de civiles armados; que han tenido de rodillas a los ciudadanos honrados de diversas zonas. Pelotones del comando Cobra tomó el control de lo que algunos habitantes denominan; «el bunker» en el barrio La Sabaneta, al noroccidente de la ciudad.

Además, los equipos ejecutaron días atrás 14 allanamientos más, nueve en La Granja y cinco en el barrio La Ceibita; con el propósito de incautar armas de guerra, drogas y vehículos blindados a la mencionada organización criminal.

Las mansiones allanadas en La Sabaneta se encuentran bajo custodia policial por disposición de la Fiscalía del Crimen Organizado. Preliminarmente, una fuente del Ministerio Público informó que en la operación se había capturado a Byron Ricardo Ruiz Ruiz, a Selvin Obdulio Sarmiento Reyes y a Saúl Rosales Lázaro.