La renuncia de JOH pide implícitamente el presidente de Colegio de Periodistas

851
CPH
El titular del CPH asegura que el gobierno de Juan Orlando Hernández enfrenta una grave e irreversible crisis de credibilidad.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. La renuncia de la presidencia de Juan Orlando Hernández, pidió en las últimas horas el presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez.

A través de un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter, Rodríguez hizo dicha petición implícitamente.

En su posteo, el titular del CPH, asegura que el gobierno de Juan Orlando Hernández enfrenta una grave e irreversible crisis de credibilidad. Lo que, a su criterio, le impedirá sostener la gobernabilidad en los próximos tres años.

A efecto de eso, Rodríguez aboga por la formación de un nuevo gobierno de unidad que convoque a nuevas elecciones generales.

Es preciso recordar que Rodríguez se desempeñó como Director de Información y Prensa de Casa Presidencial en el gobierno del nacionalista, Ricardo Maduro (2002- 2006).

De ese modo, Rodríguez en su tuit plantea analizar la importancia y la conveniencia de un Gobierno de Transición en el país.

Cabe señalar que el dirigente del CPH, manifestó su deseo un día después que Estados Unidos acusó, Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado, hermano del mandatario, por cargos relacionados al narcotráfico.

Textualmente, la publicación de Rodríguez establece lo siguiente: “Gobierno enfrenta una grave e irreversible crisis de credibilidad que le impedirá sostener la gobernabilidad en los próximos tres años. Hoy por hoy es importante analizar la conveniencia de una transición con Gobierno de Unidad y multipartidario que convoque a nuevas elecciones”.

Le puede interesar: CPH:»iniciativa sobre exposición de criminales ante medios es una ley mordaza fusionada»

Inesperado llamado de Rodríguez causó sorpresa

Algunos comunicadores sociales expresaron que el imprevisto llamado de Rodríguez causó sorpresa. Eso, porque generalmente el Colegio de Periodistas de Honduras mantiene posiciones afines a los gobiernos de turno.

Igualmente, desde enero del año pasado, el Colegio de Periodistas de Honduras es severamente cuestionado por asumir una posición sumisa cuando el Congreso Nacional aprobó la Ley Antiterrorismo.

Se debe recordar que con dicha normativa se criminalizó la protesta social, y se atentó contra la libertad de expresión ante la aprobación por adición del artículo 335-B del Código Penal. En dicha situación, el CPH mantuvo una postura poco beligerante, a tal grado que por varios meses se mantuvo dándole tiempo al Poder Legislativo para que procediera a derogar la aberración jurídica.

También, se critica que el CPH no abandera una lucha frontal para que se derogue la Ley de Secretos Oficiales y Desclasificación de la Información Pública, con la que se blinda la información hasta por 50 años.