22.7 C
San Pedro Sula
lunes, noviembre 29, 2021

LA ENTREVISTA – Jari Dixon: «No es fácil ser diputado de oposición y mantenerse limpio»

Debes leer

El diputado por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Jari Dixon, habló en exclusiva con Diario Tiempo Digital, sobre su infancia, su trabajo como fiscal del Ministerio Público (MP), la inclusión en la política y todos los retos que afronta el país actualmente.

Nació en el municipio de Talanga, Francisco Morazán, en un hogar conformado por cuatro hermanos y sus padres. Su infancia no fue fácil como se podría pensar de un hombre que ocupa un cargo de funcionario público.

El diputado relató que a pesar de que su padre era abogado tuvo que trabajar durante su niñez para poder estudiar. Asimismo, contó de cómo llegó a ser fiscal del MP; y cómo se le abrieron las puertas para ingresar al ámbito político.

Además, los grandes retos al ser parte de un partido de oposición y los desafíos por combatir la corrupción, en un país que Dixon considera como «un narco estado».

Lea también: LA ENTREVISTA – Ángela Madrid: “Con responsabilidad y honradez me esfuerzo cada día para ser mejor”

Entrevista con Jari Dixon

¿De dónde es originario Jari Dixon?

Soy orgullosamente de Talanga, Francisco Morazán.

¿Cuántos hermanos tiene?

Tengo cuatro hermanos: dos mujeres y dos hombres.

¿A qué se dedican sus padres?

Bueno, mi padre era abogado pero murió muy joven, hace muchos años y mi madre es ama de casa.

¿Cuál fue el mejor consejo que ellos le dieron?

En primer lugar estudiar y nunca tomar lo que no me pertenece.

¿Cómo fue su infancia?

Con mucha pobreza. Tuve que trabajar desde muy pequeño en algunas ocasiones para pagar mis propios estudios, pero feliz al lado de mi madre y mis hermanos.

¿Dónde realizó sus estudios?

La primaria en la Escuela Juan Alberto Melgar Castro, ciclo común en el Instituto Brassavola Digbyana, ambos de la ciudad de Talanga. La secundaria en el Instituto Tecnológico de Administración de Empresas (INTAE) de Tegucigalpa; y mi licenciatura y postgrado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

¿Tiene alguna especialidad?

Sí, tengo un postgrado en Derecho Penal y Procesal Penal.

¿Cómo ingresa a la política?

Mi ingreso a la política ha sido circunstancial. Nunca pensé ingresar a la política pero creo que todo comenzó un día que mi jefe en la Fiscalía de Delitos Comunes, el abogado Yuri Moreno (QEPD), me pidió que le hiciera el favor de representarlo en una reunión de fiscales coordinadores a nivel nacional que pretendían rescatar la Asociación de Fiscales de Honduras; y desde ahí evitar la destitución del Fiscal General de ese entonces, abogado Roy medina, a quien le habían presentado una querella por parte del abogado Ivis Discua Barilla.

Dicho movimiento lo encabezaba el Doctor Rigoberto Cuellar, quien era jefe de la Unidad de Capacitación del Ministerio Público. Pues recuerdo que era un viernes en horas de la tarde. Cuando llegué al lugar me di cuenta que la mayoría que se encontraban ahí solo estaban cuidando sus puestos de trabajo y que no les interesaba ni el Ministerio Público ni el bienestar de los fiscales de base que éramos los que hacíamos el trabajo duro y peligroso en los tribunales del país.

El día lunes que regresé le comuniqué a los acuerdos que se había llegado al abogado Yuri Moreno y ya en la tarde en nuestra reunión tradicional de trabajo que se hacía todos los lunes también le informé a los compañeros fiscales lo que había percibido de dicha reunión.

Y fue ahí que les propuse que los fiscales de base deberían de organizarse para dirigir los destinos de la Asociación de Fiscales, ya que éramos nosotros la esencia misma del Ministerio Público; los que poníamos la cara ante la delincuencia en cada caso que llevábamos y que no era posible que no se nos diera la importancia debida.

Allí comenzó todo. Apoyé a un candidato de Delitos Comunes para presidente de la AFH, al abogado Aníbal Izaguirre, quien le ganaría las elecciones al Doctor Rigoberto Cuellar, quien era el candidato apoyado por el Fiscal General, por primera vez la base asumía el control de un gremio.

Dos años después yo ganaría las elecciones y me convertiría en presidente de la AFH. Eso solo fue política gremial, ya en la política de partidos políticos cuando fundamos Libertad y Refundación (LIBRE).

¿Qué ha sido lo más difícil en el mundo de la política?

Lo más difícil es cuando te comparan a políticos corruptos, cuando dicen que todos los políticos son iguales, sin ni siquiera revisar tu hoja de vida, sin reconocerte lo que has estado haciendo en política, y nunca logran mencionarte cuáles son tus actos de corrupción.

¿Cómo llegó a ser fiscal del MP?

Yo ingresé al MP cuando no era por recomendaciones políticas. En ese tiempo se hacía un examen de conocimiento; si lo pasabas te hacían un examen psicométrico y por último un estudio socioeconómico. Las trabajadoras sociales llegaban a tu comunidad y consultaban a los vecinos qué tipo de persona eras; y así ellos recomendaban o no recomendaban la contratación. Así me convertí en un fiscal de carrera del MP.

¿Cuáles fueron los más grandes retos cuando sostuvo el cargo?

Como fiscal de carrera mi mayor reto siempre fue llevar a los criminales de toda índole a los tribunales de la república; y no solo llevarlos, sino también lograr sus condenas.

Pero, el obstáculo más duro fue luchar contra la corrupción que ingresó al MP ya más marcada con la llegada del Fiscal General, Ovidio Navarro, quien había sido abogado privado del expresidente Rafael Leonardo Callejas, que en sus primeros meses ordenó el desistimiento de todos los casos de corrupción del expresidente Callejas.

Eso produjo un conflicto muy fuerte con la Asociación de Fiscales que yo presidía en ese entonces. Salimos a los medios de comunicación a denunciarlo y en el término de tres días nos había despedido junto a otros nueve compañeros.

Nueve meses después logramos su destitución. Un año después regresamos al MP por orden de la Corte Suprema de Justicia y se inicia una nueva lucha contra el Fiscal General Leonidas Rosa Bautista que había engavetado todos los casos de corrupción que se encontraban en la institución; eso nos llevó a la gran huelga de hambre contra la corrupción del 2008

¿El mayor logró como fiscal?

Ganar la mayor cantidad de casos que me tocó trabajar. Fui de los primeros en juicios orales en Honduras. Creo que fui el segundo fiscal en presentar un requerimiento fiscal.

¿Ahora como diputado que leyes ha impulsado en favor de los pobres?

Hemos presentado más de cuarenta proyectos de ley, de hecho, según Democracia sin Frontera estoy entre los 15 diputados más productivos del Congreso Nacional.

Algunos proyectos se han convertido en ley, especialmente de infraestructura; pero también logré convertir en ley a lo que yo llamo Cátedra Anticorrupción, en donde se obliga a la Secretaría de Educación y a la UNAH a introducir en su curricular la enseñanza anticorrupción; aunque confieso que a pesar de la lucha que he mantenido, ambas instituciones no han querido cumplir con dicha ley.

Uno de mis proyectos más importantes es la Ley Anticorrupción que endurece penas en contra de los corruptos. Actualmente este proyecto se encuentra engavetado, no existe voluntad política para aprobarlo.

Mi último proyecto fue el de reducir salarios a todos los funcionarios del país, no solo diputados; y así crear el fondo solidario de la clase política para Educación y Salud.

¿Cuáles son los retos de ser diputado de un partido de oposición?

El mayor reto es mantener sus principios morales intactos. Cuando se llega de diputado por primera vez se cree que se tiene una varita mágica para resolver los problemas del país.

Después te das cuenta que no estás en el poder y se vuelve complicado cumplir con las reiteradas demandas de la población.

Te das cuenta que debes elegir entre mantener tus principios y mantener una oposición objetiva dentro del Congreso Nacional o plegarte a los intereses del partido de Gobierno, lo que nunca será mi caso.

Pero, nuestro trabajo de diputado se vuelve más complicado; tenes que pelear todos los días para que te den la palabra. Debes resistir las humillaciones de que te retiren el uso de la palabra porque no les gusta lo que estás diciendo.

Tienes que aguantar que tus proyectos nunca lleguen a debate; y aparte de eso debes soportar las críticas de la base de tu propio partido porque no has logrado parar una ley aunque sepan que la oposición es minoría. En fin, no es fácil ser diputado de oposición y mantenerse limpio.

¿Qué leyes y proyectos propondrá en el CN en los próximos años?

Siempre presento proyecto de beneficio para la población, difícilmente presento proyectos solo para sumar en la contabilidad de proyectos presentados; y en el futuro no cambiará en nada esa forma de actuar.

Pero, sí me gustaría presentar un proyecto para una pensión permanente a las personas de la tercera edad. Creo que no podemos seguir tratando a nuestros mayores de la forma en que los tratamos ahora.

Otro proyecto sería el limitar al máximo los requisitos para traer inversión extranjera para la generación de empleos. El aumento de presupuesto a salud y educación, entre otros.

¿En el CN actualmente se busca legislar para la población en general o para grupos de poder?

En la mayoría de los casos el CN no legisla para las grandes mayorías; se ha vuelto o siempre ha sido un escenario perfecto para proteger los intereses de las clases oligárquicas del país. Hoy más que nunca el partido en el gobierno no tiene ninguna voluntad política para cambiarle la cara al CN.

¿Tiene grandes probabilidades LIBRE de llegar a la presidencia?

LIBRE ha ganado dos elecciones: las del 2013 con Doña Xiomara Castro y ya sabemos todo lo que hizo el Partido Nacional para robarse esas elecciones.

Ganamos las del 2017 más contundentemente con el Ingeniero Salvador Nasralla; pero también conocemos lo que sucedió. Se robaron la elecciones de forma descarada y enviaron a las Fuerzas Armadas a asesinar manifestantes.

¿Que si LIBRE tiene posibilidades? Claro que las tiene. Es un partido nacido en las entrañas del pueblo y está organizado en todo el país. A pesar de todos los ataques que se le ha hecho a esta organización por años, el pueblo sabe que es una alternativa real de un cambio para el país.

¿Qué opina del actual Gobierno?

Que es ilegítimo, que asesinó personas, que violentó la constitución, que sigue utilizando el poder de la fuerza armadas para mantenerse en el poder; que ha saqueado instituciones como nunca otro gobierno lo hizo y peor aún se convirtió en un narco gobierno.

¿Qué ha hecho este Gobierno en favor de los pobres?

No quiero pecar de falto de objetividad; pero un gobierno que convirtió a Honduras en el país más pobre de América, que mantiene un 70 por ciento de la población en pobreza y más de un 50 por ciento en extrema pobreza, que elevó la deuda externa de 3,200 millones de dólares hace diez años a casi 15 mil millones de dólares, que obliga a sus ciudadanos a salir en caravana hacia Estados Unidos, que invierte más en Seguridad que en Salud y Educación, pero los niveles de violencia siguen aumentando con los años, que tiene a varios de sus principales líderes extraditados por tráfico de drogas en Estados Unidos, que todos los meses la MACCIH presenta requerimientos fiscales contra sus líderes por gigantescos actos de corrupción. Creo que sería injusto decir que ha hecho algo por los pobres.

¿Qué es lo peor que ha hecho el actual Gobierno?

Convertir a Honduras en un narcoestado.

¿Cómo podría mejorar el Gobierno?

Renunciando y dar lugar a celebrar nuevas elecciones para retornar a la democracia.

¿Qué le espera al país en los próximos años de un Gobierno nacionalista?

Si se mantiene este gobierno, habrá más pobreza, más corrupción, más violencia.

¿Los comandos de insurrección son una propuesta razonable de su partido?

Los comandos insurreccionales son un derecho que concede la Constitución cuando a un pueblo se le ha cerrado la vía democrática y cuando se encuentra bajo el yugo de un gobierno usurpador e ilegal.

Dichos comandos solo son criticados por el narco gobierno de Juan Orlando Hernández y aquellos sectores que siempre están diciendo que busquemos la vía democrática (elecciones) para obtener el poder. Pero que cuando vamos a esos procesos y nos roban los resultados y nos asesinan en las calles no dicen nada o salen a legitimar al gobierno ilegal.

Creo, inclusive, que se está volviendo un insulto a la inteligencia del pueblo por parte de estos sectores afines al gobierno

¿Cuáles son los verdaderos problemas del país y cómo se pueden resolver?

El problema central del país es la corrupción, de ahí parte el resto de problemas sociales; si el Gobierno de turno se roba nuestros impuestos, pues no habrá educación, no habrá salud, no habrá infraestructura, no habrá inversión extranjera, no habrá empleo y por ende habrá pobreza.

Hay que independizar y fortalecer el sistema de administración de justicia, para que apliquen la ley por igual; no todo el tiempo existirá una misión internacional que nos apoye en estos temas. Pero, cuando hablo del sistema de administración de justicia no solo hablo del MP. Se trata de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Superior de cuentas, de la policía. En fin de toda aquella institución dedicada al combate de la criminalidad.

Ahora bien, esto solo se puede hacer cuando llegue gente honesta, capaz y con sensibilidad humana al poder. En las actuales circunstancias eso es imposible.

¿Cómo es su relación con los diputados del PL y PN?

No acostumbro combinar los asuntos personales con los asuntos políticos. No soy enemigo de ninguno de ellos, son mis compañeros de cámara. Converso cuando debo conversar con ellos pero si están involucrados en un acto de corrupción deben de responder ante la justicia.

¿Con la captura del presidente Hernández por narcotráfico se debilita el Gobierno?

Se debilita aún más porque con tanto escándalo de corrupción, violación a la Constitución, robo de resultados electorales y reiteradas violaciones de derechos humanos, ya era un gobierno débil.

¿Cuál es su percepción sobre la captura del hermano del presidente?

La percepción es que han estado utilizando toda la estructura del Estado para traficar drogas hacia Estados Unidos y que han ido eliminando alguna competencia. En conclusión, pasaron de la tradicional corrupción al crimen organizado.

En el tema de las reformas electorales, ¿serán una verdadera solución para la política del país?

Hay que revisar cuál es la propuesta que trae el Partido Nacional; ya hemos escuchado ese mismo discurso años anteriores y al final no aprueban nada.

Si se diera podrían ser un paso importante para transparentar el proceso electoral, aunque todavía no será suficiente. Si partimos de lo que sucedió en las últimas elecciones en donde practicante se robaron a mano armada las elecciones.

¿Cuál sería su mensaje de esperanza para la población  hondureña?

Al pueblo hondureño independientemente de su color político, de su ideología o religión, les digo o les pido mejor dicho que hay que unirse. En la base del pueblo no deben de existir divisiones porque al final de cuentas siempre es la base la que sufre las consecuencias de un mal gobierno.

Si dejamos de apoyar a políticos corruptos y peor aún, a involucrados en crimen organizado, estoy seguro que un cambio verdadero para Honduras está muy cerca.

Recuerden que el cambio comienza por nosotros mismos.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias