30.1 C
San Pedro Sula
lunes, mayo 16, 2022

La Canasta Básica Familiar en Honduras

Debes leer

Alfredo Haces

La Canasta Básica Familiar  es el indicador más efectivo para saber cómo anda la economía de un país y el poder adquisitivo de la población. Pues en la primera se concentra los productos de primera necesidad de la población y en el segundo los ingresos económicos.

En Honduras la Canasta Básica Familiar ha sido irrespetada en cualquier gobierno,  al no buscar autenticas medidas de protección al consumidor y en la mayoría de los casos buscan medidas mediáticas de una manera demagógica.

Honduras sigue siendo uno de los países con el índice más alto de inflación en Centroamérica, ocupando el segundo lugar, de acuerdo a publicaciones de instituciones nacionales e internacionales. Con un índice de 3.62  de inflación interanual, datos de los seis primeros meses del año 2015.

En el caso del actual gobierno presidido por Juan Orlando Hernández en marzo pasado, ordenó el congelamiento de precios de varios productos de la Canasta Básica Familiar y fue criticado por diversos sectores, incluso por dirigentes empresarios y comerciantes. Al señalar que es una acción “populista”  mediática para simular que está interesado en favorecer a los más necesitados y esta semana ha vuelto con más congelamientos de nuevos productos..

Debido al desorden que ha existido en el control de los precios de los productos básicos, por parte de las autoridades gubernamentales, el consumidor es el mejor testigo del aumento que sufre constantemente toda clase de producto, especialmente los alimenticios de primera necesidad.

Donde las amas de casa son la mejor fuente de credibilidad, del aumento perenne, especialmente, los de mayor consumo como los frijoles, arroz, maíz, manteca, frutas, verduras, lácteos y los huevos que constantemente suben los precios, entre otros.

Existen consoladores de ofrecer mejores precios, como, BANASUPRO y las Ferias del Agricultor. El primero no tiene la capacidad de suplir a toda la población consumidora, pues últimamente, con la crisis que atraviesa el país, son  largas las  filas que tiene que hacer la gente para poder adquirir algunos productos de primera necesidad y muchos no existen.

El segundo paliativo de los consumidores son  las ferias del agricultor o mercados artesanales, que  venden sus productos solamente un día a la semana y se consiguen a mejor precio, porque no hay intermediario, más conocidos como “coyotes”.

Pero estos no  tienen la capacidad para suplir a los 8 millones 500 mil habitantes que tiene Honduras. Y los entes gubernamentales encargados del control de los precios de la canasta familiar, han sido más para  emplear a los correligionarios del gobierno de turno que otra cosa.

Y lo más preocupante en este año 2015 es el fenómeno de la sequía que ha azotado  a los cultivadores de granos básicos, lo que avizora  un   año sin cosechas.
El flagelo de la sequia en las zonas rurales y las pérdidas de la producción de maíz y frijoles especialmente, ha empezado a “morder” el estómago de los campesinos y de igual manera a los obreros en la zona urbana, pues el salario mínimo no llega a los 8 mil lempiras y en los últimos meses la Canasta Básica Familiar está costando entre 13 a 15 mil lempiras.

Ahora más que nunca, los “regateo” de precios en los mercados populares son más discutidos.

En esa perspectiva, entendemos que el señor ministro, Alden Rivera,  debería de estar ya realizando una serie contactos con otros países cercanos, para  conseguir granos básicos y así  no esperar que la crisis sea aún más aguda. Pero también  hay que pedirle que no vaya a pedir frijoles a Etiopia, un trámite que dejó en el pasado una amarga y cuestionada gestión.

El Gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández señaló la semana pasada que entre   sus   próximos planes está  la activación de un plan agresivo de desarrollo en el agro, porque él quiere convertir a Honduras en el granero centroamericano, tal como lo fue en tiempo pasado y a la vez generar más de 100 mil empleos por año.

Ojala que esta propuesta no sea  otra medida mediática “populista” demagógica si consideramos  que  pueblo sabe que los gobiernos nacionalistas son los principales opositores de una reforma agraria en Honduras.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido