Kevin Solórzano
El universitario Kevin Solórzano en su mensaje dice que no pierde la esperanza en que algún día se haga justicia.

Tegucigalpa, Honduras. – Kevin Solórzano, el joven universitario acusado de asesinar al ex fiscal Edwin Eguigure, y atentar en contra su esposa, está próximo a cumplir tres años de prisión.

Ante ello, Solórzano, mandó un mensaje a sus seguidores a través de las redes sociales. El recado fue trasladado por medio de sus familiares.

 Ya casi cumplo 3 años de estar privado de mi libertad. Mi deseo era que llegara el día del juicio; porque tenía por seguro que me darían mi libertad”, fueron las palabras salidas de la boca del joven hondureño.

Asimismo, dijo que sus abogados presentaron pruebas científicas, periciales y testificales que concordaban en todo y demostraban su inocencia.

“Pero aquí importó más dos testimonios contradictorios y falsos para declararme culpable. Sin tener pruebas en mi contra he sido condenado a 33 años, mis sueños están paralizados; gracias a Dios tengo vida, pero por días siento que esa vida está apagada”, acotó Solórzano en su mensaje.

Sin embargo, manifestó que extraña a sus amigos, la universidad y sobre todo extraña su libertad. Además, Kevin dice no entender el porqué le pasó eso a él –vinculación del crimen del ex fiscal-.

“Estoy pagando algo que yo no hice y que no haría jamás. A pesar de todo el daño que me han hecho y solo yo sé cómo me siento; y, no le guardo rencor a Nadie”, puntualizó el universitario condenado por el delito de asesinato.

Finalmente, sostuvo que pide a “gritos” su libertad y que se haga justicia en este caso en particular.

Lo único que pido a gritos es mi libertad y que se haga justicia. Gracias por apoyarme y tenerme siempre en sus oraciones”, concluyó su mensaje Kevin Solórzano.

Lea también: Solórzano y sus cambios físicos en prisión

 

 La condena contra Kevin Solórzano

El día que le dictaron sentencia condenatoria al joven universitario.

Kevin fue declarado culpable por el crimen del fiscal Edwin Eguigure, y condenado el pasado mes de septiembre a 33 años y cuatro meses de prisión, por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato.

La Sala I del Tribunal de Sentencia con jurisdicción nacional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio a conocer su veredicto, durante la audiencia de individualización de la pena.

En ese sentido, se aplicaron 13 años y cuatro meses por el delito de asesinato en su grado de ejecución de tentativa en contra de María Auxiliadora Sierra, esposa del fiscal.

Se conoció que la defensa del condenado se presentó para ser notificado de la sentencia y, se espera que solicite el respectivo recurso de casación a la Sala de lo Penal.

Solórzano es acusado de haber ultimado a balazos al fiscal Eguigure en un sector de la aldea El Chimbo. El atentado ocurrió minutos después que el profesional de Derecho salió de su casa junto a su familia.

Según la relación de hechos que se manejó durante el juicio, la pareja junto a sus dos hijos caminaba por una polvorienta calle de El Chimbo, hasta el sector donde tenía su carro estacionado.

En ese momento, Kevin en compañía de otros jóvenes, interceptó a la familia Eguigure-Sierra y la encañonó con una pistola.

Los delincuentes colocaron en el suelo al fiscal y uno de los criminales procedió a apuñalarlo en repetidas ocasiones.

Solórzano le apuntaba a la cabeza a María Auxiliadora Sierra. A ella le disparó varias veces, pero el arma que portaba nunca funcionó.

Luego todos los sospechosos huyeron de la escena del crimen y tras la captura de Solórzano, fue identificado  por la viuda.