Juliette Handal por crisis de transporte pesado: «El gobierno impuso una tarifa sin preguntarle al Cohep»

221
Handal
Handal calificó la imposición de tarifas a transportistas como algo propio de "dictaduras".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La expresidenta del Consejo Hondureños de la Empresa Privada (Cohep), Juliette Handal, desestimó las negociaciones que realizó el Gobierno con los transportistas de carga pesada. Según la entrevistada, no se pueden imponer tarifas sin consultar primero con la iniciativa privada.

En consecuencia al acuerdo realizado por dirigentes del transporte y autoridades del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), Handal expresó que quien paga son los empresarios.

«El gobierno impuso una tarifa, se puso de acuerdo con ellos sin preguntarle al Cohep», mencionó. «Con toda la responsabilidad de representar a los empresarios, el Cohep tuvo que meter un recurso», aconsejó.

Durante su entrevista, la integrante de la Convergencia Ciudadana, culpó al Gobierno por «la desesperación de resolver el paro… ¿por qué no sentaron al sector empresarial con el Gobierno y transportistas?», cuestionó.

Lea también: Transportistas de carga pesada logran acuerdo con el Gobierno; fin del paro

«Los malos de la película»

A criterio de Handal, las acciones que realizó el Poder Ejecutivo dejará a los empresarios «como los malos de la película». Seguidamente calificó este hecho como algo que va contra la libre oferta y demanda que existe en el país.

«Si usted va a transportar algo, se va a cambiar de una casa a otra, llama a un transporte y negocia, esto es igual», ejemplificó. Es por ello, que declaró que los transportistas ofrecen de acuerdo a sus capacidades y es por eso que «nadie le puede imponer que se pague una cantidad fija».

Garantizó que todo debe ser de libre oferta, si eso no se respeta, se generan «las imposiciones de una dictadura». «El gobierno metió a la empresa privada en estos problemas, ahora los culpables serán los empresarios», recalcó.

Más allá de lo explicado, Handal reconoció que aunque «existen empresarios aprovechados y corruptos», no son la mayoría. De igual forma, destacó que las personas ya no aguantan los impuestos y la «irresponsabilidad del mal manejo del país».