Jimmy Daccarett: Lo que se anhela de la ENEE no son «parches» sino tarifas competitivas

418
ENEE
"Estamos pagando una energía tan cara por los errores que han cometido diferentes funcionarios dentro de la ENEE", aseguró el presidente regional de la ANDI.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. El presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), Jimmy Daccarett, dijo que el cambio de facturación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), no beneficia al consumidor hondureño, por eso aseguró que los consumidores lo que anhelan es que exista una lectura adecuada y tarifas más competitivas.

“Realmente son los costos que resentimos de parte de la ENEE. No se mira ninguna acción a poder reducirlos. Más bien  aumentan”, afirmó el empresario.

De acuerdo a Daccarett, lo que le hacen a la facturación es cambiar el color del papel, pero “el macanazo” viene igual o peor. “Las vamos a seguir resintiendo, porque estamos pagando una energía tan cara por los errores que han cometido diferentes funcionarios dentro de la ENEE”, criticó.

En tal sentido, Daccarett enfatizó que se mantienen los mismos errores, debido a que no se ve ningún alivio en ese sentido. “Todo lo que hacen es dándole vuelta y alargando el problema sin una solución viable. El impacto debería ser reducir la tarifa que actualmente pagamos los consumidores”, recalcó.

Le puede interesar: Jesús Mejía al Cardenal: «No me gusta que la autoridad de mi iglesia cuestione mi trabajo»

En torno al tema, el industrial explicó que la perspectiva de la ANDI, es que la estatal eléctrica no se recupera.

“No han tomado ninguna medida para corregir las pérdidas”

A efecto de eso, dijo que lo hecho con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es conseguir financiamiento a largo plazo a un costo más accesible para poder cumplir. Sin embargo, sostuvo que las autoridades no han realizado ninguna medida para corregir ni las pérdidas. Tampoco para readecuar los contratos de generación de energía a precios competitivos.

Asimismo, expuso que las pérdidas por generación y distribución es muy poco. Agregó, que la inversión necesaria a realizar para tener un servicio energético más estable en todo el país, pasa realmente por contar con una energía competitiva en calidad y en precio.

«Lo que necesitamos como pueblo es sentir que hay una verdadera re-ingeniería y cirugía dentro de la estatal. La única solución viable que yo veo es una quiebra inminente de la ENEE. Solo así se puede rehacer un nuevo sistema acorde a las realidades competitivas. Es la única forma para darle la oxigenación necesaria», apuntó.

De igual forma, el entrevistado reprochó que mientras sigan “los parches” la agonía de la ENEE será más larga. Y, además, nunca podrán pagar una energía de acuerdo al mercado y competencia regional e internacional.

“Lo único que no saben en la estatal eléctrica es brindar un servicio. Pero si son como el ‘azadón’ para jorobar al pueblo hondureño, cobrándole más”, concluyó.