Ismael Zepeda: “no existen condiciones para que Honduras firme nuevo acuerdo con el FMI”

171
FMI
“El FMI hará observaciones y recomendaciones fuertes que, posiblemente el Gobierno de Honduras no las quiera cumplir", señaló Zepeda.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. A juicio de Ismael Zepeda, economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FODEH), actualmente no existen las condiciones necesarias para Honduras logre firmar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo anterior, porque el Gobierno no ha puesto en práctica las observaciones y recomendaciones que ese organismo internacional ha dado al país para volver eficiente la gestión de la administración pública en beneficio de los hondureños.

En ese sentido, Zepeda, aseguró que el FOSDEH no está “tan optimista” con la firma de un nuevo acuerdo.

“El FMI hará observaciones y recomendaciones fuertes que, posiblemente el Gobierno de Honduras no las quiera cumplir o tratará de acomodarle algunas cosas para hacer ver que todo está bien. En el informe pasado, el FMI hizo señalamientos fuertes sobre la pobreza de Honduras, corrupción, transparencia y rendición de cuentas”, señaló Zepeda.

Zepeda dijo que ellos como FOSDEH esperan que se materialicen algunas cosas en las  nuevas negociaciones que ha iniciado el Gobierno con la misión del FMI. Lo anterior, referente a temas como la transparencia y rendición de cuentas. Es decir, al combate de la corrupción a través de mecanismos que permitan saber no sólo la transparencia en el uso de los recursos. Sino que también en varios temas, como por ejemplo, las exoneraciones de fiscales donde exigen tener una evaluación de ese gasto tributario. “Se debe saber cuánto es lo que realmente pierde el Estado con ese beneficio fiscal”, indicó.

Nota relacionada: Por crisis política y social se retrasan negociaciones entre Honduras y el FMI

Zepeda: “son varios elementos los que se deben evaluar”

A efecto de eso, aseguró que el tema de la transparencia y rendición de cuentas es uno de los  primeros elementos que ellos esperan entre en esa negociación. Eso, para que la población sepa que se está haciendo con los recursos públicos.

De igual manera, el experto, manifestó que hay temas que prácticamente se han sorteado en la administración pública, como la “disque” privatización o eliminación de una de las principales cargas que tiene el Estado, la que es la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que a final no debería de ser así.

“No es con la privatización con que se va a mejorar las instituciones estatales o como se dice popularmente escurriendo el bulto es que se van a solucionar los problemas de las empresas estatales. Al final es un proceso de despojarse los bienes y servicios públicos y con eso no hay coherencia con la finalidad del Gobierno que es administrar”, criticó.

De ese modo, apuntó que la recuperación de las empresas estatales de manera pública sería el segundo elemento que esperan entre en esa negociación con el FMI. Igualmente, el entendido en el tema agregó un tercer elemento que revertir el uso de dividas del sistema financiero.

“En ese caso plantearíamos que si la nueva ley del Banco Central lo que viene a dar no es independencia, sino que está más vinculado a lo privado o que maneje una verdadera política monetaria en beneficio de los hondureños. Allí más bien esa independencia del BCH sería algo perjudicial, disque independencia porque al final nunca ha sido independiente.

Eso, porque en los últimos años los presidentes de esa institución se ponen políticamente, personas que ni siquiera han tenido carrera en el BCH”, reprochó Zepeda.

Manejo del endeudamiento sería otro elemento importante

Del mismo modo, el economista puntualizó que otro elemento sería el manejo del endeudamiento; es decir, que el Gobierno realmente resalte y pueda contabilizar una verdadera deuda de cuánto es lo que verdaderamente se debe.

“Hay un maquillaje “perro”, no reconocen cuántos son los pasivos del Estado. Eso, porque los colocan en otras cuentas y no los reconocen como deuda. Realmente el Estado no cuenta con las condiciones sobre todo con la voluntad política”, reiteró.

Zepeda explicó que con un acuerdo o cierto cumplimiento de las recomendaciones, se trata de ajustar la economía para hacerle frente a algunas cosas. Sin embargo, en materia de la administración pública es donde no existe la voluntad de mejorarla.

“Existe un maquillaje o brochazo de imagen para tratar de decir que las finanzas, la administración. Así como el manejo de los recursos es eficiente. Las condiciones más allá de país, son las condiciones de la administración pública. El FMI lo que revisa son las condiciones macroeconómicas. Pero con esas condiciones hace, sujetan o limitan la administración pública. Entonces, si hay una realidad de la economía del país; pero existe una sub-realidad en la administración pública entonces no hay coherencia”, enfatizó.