Iroshka Elvir: “Salvador no es cobarde por agotar instancia del diálogo”

310
iroshka elvir
A través de su cuenta de Facebook, Elvir publicó en detalle cada uno de los pormenores de esa decisión.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Este lunes, Iroshka Elvir explicó las razones por las cuales su esposo, el expresidenciable Salvador Nasralla, decidió participar en el diálogo nacional, una disposición que lo alejó de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, integrada por el Partido Innovación y Unidad (PINU) y Libertad y Refundación (LIBRE).

A través de su cuenta de Facebook, Elvir publicó en detalle cada uno de los pormenores de esa decisión.

Según el mensaje publicado, agotar una instancia como el diálogo no es ser cobarde. Ni tampoco traidor o peor aún corrupto. Sino que es un acto de valentía pese a ser objeto de duras críticas por parte de un sector de oposición.

“Con sentarse a solventar un problema como este es demostrar que Nasralla es un líder pacífico. Así como en su momento lo fue Gandhi quien obtuvo resultados sobre todo después de vivir tantos atropellos. Como ser el robo de un partido, las elecciones y de ser víctima de una campaña pagada con altas cantidades de dinero para desprestigiar a mi esposo Salvador”, señaló.

Le puede interesarIroshka llama “Mara61” a diputados del PN y pide que se entreguen a las autoridades

Elvir: “JOH es un incompetente”

A efecto de eso, Elvir consideró que a eso sí se le puede llamar altura. Seguidamente indicó que deben presionar y que para eso hay 4 instancias en la mesa del diálogo. Entre esas están fraude electoral, derechos humanos y reformas electorales.

“Y además el solo hecho de que Juan Hernández se siente a dialogar de fraude electoral significaría que está dando por hecho que su posición como mandatario no es legítima”, aseveró Iroshka.

De igual forma, apuntó que su esposo ha sido sincero con ella. En ese sentido, le ha dejado claro que no dialoga con nadie “a espaldas del pueblo hondureño”.

Elvir también crítica que si no hay resultados en el diálogo nacional, eso expone al mandatario hondureño como un incompetente que no quiere resolver nada en el país, generándose más adversos de los que ya tienen.