En los últimos años la pobreza en Honduras aumentó en un 5%, según CCIC

1620
Pobreza
El sector privado insiste en que para bajar la pobreza en vez de aumentar el presupuesto, se debe reducir el gasto. Y, focalizar de mejor manera los recursos en función de mayor transparencia y eficiencia. Así como también bajar los impuestos, trabajar la simplificación administrativa, y fortalecer el Estado de Derecho. Eso con el fin de vigorizar la economía nacional.

TEGUCIGALPA. En los últimos diez años la pobreza en Honduras ha aumentado en un 5%, lo cual es muy lamentable, aseguró Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Cortes (CCIC).

Según Barquero, la responsabilidad principal que se debe tener en el país es reducir los elevados niveles de pobreza. Por lo que la teoría de llevar más recursos al Estado no ha funcionado.

“Entre más se incrementa el presupuesto general de la República, el porcentaje de pobreza en el país presenta un aumento. El aumento de la recaudación tributaria no está ayudado a reducir los índices de pobreza en el país”, enfatizó Barquero.

Asimismo, señaló que se debe de hacer un análisis de todo el presupuesto como tal. “El detalle del presupuesto sólo lo tiene el Gobierno de la República. Nosotros sólo vemos la información pública donde es a un nivel muy alto las líneas de presupuesto», criticó.

A efecto de eso, expuso que más del 95% de los hondureños está ganando menos de dos salarios mínimos. “El país tiene una población con salarios muy bajos. Por lo tanto, ni las razas, ni la ubicación geográfica de un país, ni los recursos naturales tampoco tienen que ver con la riqueza de un país. Esa estrategia de estar engrosando las estrategias del Estado no nos ha resuelto el problema de la pobreza. Aquí la corrupción no es exclusiva de un solo sector. Hay corruptos y hay corruptores”, cuestionó.

Le puede interesarPolíticas tributarias y crecimiento demográfico aumentan la pobreza en Honduras

Sector Privado no soportará más cargas impositivas

En relación al tema, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) advierte al Gobierno que el incremento de 7mil millones de lempiras al presupuesto del 2019 no es justificable, por lo que no aceptarán más impuestos.

La petición del sector privado para bajar la presión tributaria y estimular el consumo y la inversión no entra en la agenda del Gobierno que mantendrá la tasa impositiva actual. A excepción del 1.5% que se reduce de manera gradual.

Según la ministra de Finanzas Rocío Tabora, no prevén ningún impuesto adicional para financiar el presupuesto del 2019.

Tábora dijo que la mayor fuente es la recaudación nacional porque la economía hondureña tiene un buen desempeño y ya existen los impuestos que existen.

El COHEP pidió al Gobierno revisar los impuestos por ser los más altos de Centroamérica y rechaza más cargas tributarias, luego que se anunciara un aumento al presupuesto general del Estado para el 2019.

Los impuestos no se moverán, según las autoridades gubernamentales, pero sí habrá un aumento en el presupuesto, el cual rondará entre los 7 mil o 10 mil millones de lempiras, así lo confirmó la titular de Finanzas.

“Se prevén algunos incrementos en diferentes áreas, salud educación, seguridad e infraestructura”, aseveró Tabora.

“Más que aumentar el presupuesto se debe reducir el gasto”

Sin embargo, el sector privado insiste que más que aumentar el presupuesto, se debe reducir el gasto y focalizar de mejor manera los recursos en función de mayor transparencia y eficiencia. Así como también bajar los impuestos, trabajar la simplificación administrativa, y fortalecer el Estado de Derecho. Eso, con el fin de vigorizar la economía nacional.

Cabe señalar que el presupuesto actual del país es de 243 mil millones de lempiras, 140 millones 700 mil lempiras para la para la administración central y un poco más de 102 mil millones de lempiras para las instituciones descentralizadas.

Es preciso señalar que será hasta la próxima semana que Finanzas entregará a consejo de Ministros el proyecto del presupuesto general para ellos  lo devuelvan al Congreso Nacional (CN).