Interponen millonaria demanda por cobros realizados en el Hospital Escuela

248
Como se recordará en el 2017, las autoridades del HE intentaron darle un duro trancazo a los pacientes que asisten a diario a dicho centro asistencial.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Una demanda contra el Estado de Honduras, por la cantidad de 900 millones de lempiras, fue interpuesta este lunes  antes los Juzgados de lo Contencioso Administrativo por Heriberto Baquedano, representante legal de una organización de consumidores.

El profesional del derecho explicó que el objetivo es devolverle a los hondureños el incumplimiento de una sentencia que emitió la Sala Constitucional.

Lo anterior, en torno a dejar sin valor y efecto los aumentos en los cobros de servicios médicos que se pretendían implementar en el Hospital Escuela (HE).

En ese sentido, el togado señaló que las autoridades del HE incumplieron la orden de mejorar los hospitales. Así como también el otorgamiento alimentos a las personas procedentes del interior del país.

A efecto de eso, el abogado denunció que las autoridades siguieron cobrando en lo interno del Hospital Escuela. Eso, pese a que existía una orden judicial que lo prohibía.

De ese modo, reiteró que una de la propuesta era el mejoramiento en los hospitales otorgándole alimento a la gente de tierra adentro.

Le puede interesar: Comparan corrupción del Hospital Escuela con la del IHSS de Mario Zelaya 

Incremento en los servicios médicos brindados por el HE

Como se recordará, en el 2017 las autoridades del HE intentaron darle un duro trancazo a los pacientes con necesidad de atención médica. Lo anterior, al tratar de implementar una serie de incrementos a los pagos que realizan los pacientes por los servicios recibidos. Los directivos del HE denominaron dicha iniciativa “cuota de recuperación”.

En su momento, las áreas que se les aplicó dicho incremento fueron: puerperio, cuidados intensivos, hospitalización. Asimismo, exámenes clínicos, atenciones médicas y hasta en farmacia.

El duro trancazo consistía en que un paciente que necesitaba cuidados intensivos. Y recibía el alta médica debía pagar 500 lempiras. Eso, cuando anteriormente no pagaba nada por dicho servicio.

Igualmente, la realización de un hemograma o examen de sangre pasaba de costar cinco a diez lempiras.

También, una persona que ingresara a la emergencia del centro asistencial tenía que pagar 200 lempiras. Lo anterior, una vez que transcurrían 72 horas interna en observación médica.

Mientras que las mujeres embarazadas al dar a luz tenían que pagar 400 lempiras. Primeramente, 200 por la salida de la madre y 200 por el alta del recién nacido.

Cabe indicar que las embarazadas solamente pagaban 200 lempiras por el alta médica. La cantidad anterior, reveló que se pretendía hacer un incremento del 100%.

En cuanto a los medicamentos, se proyectaba que el paciente que antes pagaba cinco lempiras por receta, aunque fuera más de un medicamento, con el incremento iba a pagar cinco lempiras por cada medicina reclamada.