Hoy se cumplen siete años del trágico incendio en Penal de Comayagua

574
siete años del trágico incendio
El ex portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía cifró en 857 la población del penal.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Este miércoles se cumplen siete años del trágico incendio en La Granja Penal en Comayagua, zona central hondureña.

Eran las 10:55 de la noche de aquella fecha cuando varios privados de libertad perdieron la vida de forma horrorosa. Esto, al quemarse en la capital colonial de Honduras. El incidente se produjo 14 de febrero del 2012 en el que resultaron 382 reos muertos. También, dejó a varios heridos y 50 desaparecidos.

El llanto, los gritos de dolor y la impotencia por los familiares de las víctimas llenaban las páginas de los diarios nacionales e internacionales. El sargento del Cuerpo de Bomberos de Comayagua en ese tiempo, Josué García, explicó que el siniestro comenzó alrededor de las 22:55 horas. Asimismo, recordó que en los hospitales de la ciudad fueron atendidos decenas de quemados.

El ex portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía cifró en 857 la población del penal. Mejía añadió que fueron 475 reclusos ilesos. Y al menos una treintena de heridos que fueron trasladados a los hospitales de Comayagua y Tegucigalpa.

TRAGEDIA EN COMAYAGUA

Además, señaló que varios presos se dieron a la fuga en medio de la confusión por el incendio. La policía hondureña estimó que el incendio desatado fue generado por mano criminal.

Héctor Iván Mejía dijo que inicialmente se consideró que el siniestro en la prisión de Comayagua fue provocado por un cortocircuito. Sin embargo, luego de las investigaciones apuntaron que fue provocado por una persona que posiblemente escapó.

Lea: Hoy 14 de febrero se conocerá fallo contra Mario Rojas por caso IHSS

Absuelven a involucrados

El 14 de marzo del año anterior, un Juzgados absolvió a los acusados del infame incendio del Centro Penal de Comayagua.

Los imputados eran el exdirector de ese recinto penitenciario, Wilmer Obdulio López Irías. De igual manera, el encargado de las llaves la noche del siniestro, José Víctor Mejía. No obstante, José Víctor Mejía fue condenado a una pena de tres a cinco años de prisión. Lo anterior, por el delito de violación a los deberes de los funcionarios.

Varios soldados el 15 de febrero vigilaron el levantamiento de cuerpos en el penal de Comayagua.