Hondureños caen con 685 kilos de cocaína en Golfo de Fonseca

911
Golfo de Fonseca
Capturan a hondureños con cocaína en el Golfo de Fonseca.

HONDURAS. Unos 685 kilos de cocaína fueron incautados este día por la Fuerza Naval salvadoreña, en una operación realizada en el Golfo de Fonseca, informaron medios locales del país vecino.

Según informaron, la droga era transportada en dos lanchas pesqueras por cuatro hondureños, dos colombianos y dos ecuatorianos en aguas territoriales del Golfo de Fonseca, que comparten Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Los aprehendidos son los hondureños José García, Julio Thomas, Abel Álvarez y  Efraín Mejía; los ecuatorianos Fernando Salas y Efraín Cortez; y los colombianos Raúl Macías y Gabriel Ayobi.

La droga estaba empaquetada en 17 bultos, con un peso de 685 kilos y un valor estimado en 17,1 millones de dólares. Las dos lanchas fueron interceptadas tras una persecución que concluyó con la detención de los ocho extranjeros a bordo, según el informe de la Policía.

Nota relacionada: Hondureño y dos colombianos caen con cocaína en Costa Rica

El procedimiento fue realizado a 60 millas náuticas en el Golfo de Fonseca «gracias» al intercambio de información con agencias internacionales y como resultado de una coordinación interinstitucional «eficiente», dijo la Policía salvadoreña.

De acuerdo a las autoridades de ese país, este es el segundo cargamento incautado en lo que va de este año en el Golfo de Fonseca, donde el agosto la fuerza naval salvadoreña interceptó una lancha rápida tripulada por un hondureño y un ecuatoriano que transportaba 604 kilos de cocaína.

La Policía reportó que «en lo que va de 2016 han incautado 7.216 kilos de droga, de estos 6.888 son de cocaína, valorados aproximadamente en 200 millones de dólares».

Los países centroamericanos son usados por el narcotráfico internacional como puentes o corredores logísticos para el traslado de la droga desde Sudamérica hasta su destino final en Estados Unidos y otros países. Según los expertos, los narcotraficantes usan las rutas marinas, una por el Atlántico hondureño y la otra por el Pacífico salvadoreño, así como las rutas terrestres paralelas a las costas.