25.6 C
San Pedro Sula
jueves, abril 18, 2024

Hondureña destaca como mecánica en Gracias, Lempira

Debes leer

REDACCIÓN. En un taller mecánico del municipio de Gracias, en el departamento de Lempira, occidente de Honduras, una joven, llamada Lurvin Odalma Perdomo, está destacando y demostrando que no hay limites para las mujeres.

Con una determinación inquebrantable y una pasión por el aprendizaje, Lurvin ha encontrado su vocación en el mundo de la mecánica automotriz.

Originaria de El Naranjo, Belén, Lempira, la joven no solo sueña con salir adelante en sus propias tierras, sino que desea establecer su propio negocio.

Hace dos años, esta valiente joven decidió dar el primer paso hacia su sueño al involucrarse en cursos de mecánica. Desde entonces, se ha desenvuelto en este rubro, donde predomina el sexo masculino.

Hondureña destaca como mecánica
La chica ha encontrado su vocación en la mecánica automotriz.

«Me encargo de trabajar en las direcciones, frenos, fricciones y motores», compartió Lurvin durante una entrevista al medio El Informativo de la Tarde. «Cuando comencé, no sabía mucho, pero poco a poco he ido aprendiendo», agregó.

La joven explicó que agradece el trabajo que tiene, pero también desea laborar en una empresa grande, donde pueda demostrar aún más su talento. «Yo estoy dispuesta en seguir trabajando y seguir aprendiendo en este oficio», expresó.

Lea también: Helen Cabiales, hondureña que se gana la vida como taxista

Hábil y talentosa

El propietario del taller mecánico donde Lurvin labora, Lenin Villanueva, reconoció su talento desde el principio y le ofreció una oportunidad para poner en práctica sus habilidades. «Ella me miró lleno de grasa y aceite y me preguntó si podía darle la oportunidad de hacer la práctica», relató.

«Al principio le costaba cargar una llanta, pero ahora las toma chineadas», señaló orgulloso Lenin. «Es bonito reconocer el esfuerzo de una mujer», agregó, destacando el coraje de la compatriota para superar cualquier obstáculo.

Hondureña destaca como mecánica
Muchas personas se quedan sorprendidas al ver a la joven hacer su trabajo.

A pesar de los comentarios de sorpresa por parte de algunos clientes al ver a una mujer en el taller, la habilidad y el profesionalismo de Lurvin han ganado el respeto y la confianza de todos.

«Hay gente que piensa que la mecánica es para hombre, pero nosotros hemos visto el talento de la muchacha», cerró.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido