25.6 C
San Pedro Sula
jueves, abril 18, 2024

Isabel Martínez, la hondureña que encontró un refugio en el arte

Debes leer

Redacción. Han pasado unos 4 años desde que la pandemia del COVID-19 llegó a la vida de todas las personas alrededor del mundo. Cuando terminó, muchos hondureños tuvieron que reinventarse para poder seguir con su vida, pues algunos perdieron sus trabajos y sus negocios.

Uno de estos casos desafortunados, es el de la hondureña Isabel Cristina Martínez, una estilista profesional. A raíz del COVID-19 tuvo que dejar su oficio y buscar otra salida, y la encontró en el arte.

Pinturas
Sus pinturas son admiradas por decenas de sampedranos.

Isabel perdió a su padre y empezó a padecer de ansiedad, depresión y problemas cardiacos. Pese a las adversidades, ella no se dio por vencida, y decidió refugiarse en la pintura, sin imaginar que hoy en día esta actividad se convertiría en su fuente de ingreso.

«A la gente le encanta el arte, pero debemos entender que no es algo indispensable, se compra cuando se valoriza este trabajo». 

Le puede interesar: CATRACHO EJEMPLAR | Fernando Paz, el joven que destaca por su intelecto

«Comencé a hacer cuadros más grandes para regalarlos a la familia y mi hijo me dijo que pintara más y los almacenara y me dio la idea de ponerme afuera de su casa para venderlos», indicó Isabel a Diario TIEMPO.

De 2 a 3 días a la semana, Isabel expone sus hermosos cuadros en la acera de la casa de su hijo, ubicado en la colonia Colombia, donde miles de carros pasan a diario y quedan deslumbrados por este arte.

Cuadros
Algunos de sus trabajos.

Isabel dedica de una a dos semanas a pintar estos cuadros y su talento ha impresionado a cientos de personas.

Esta hondureña utiliza la técnica del acrílico y texturizado. Además, reveló que su hija Génesis Caballero le ayuda a realizar estas hermosas pinturas.

Cuadros
Su hija también pinta y realiza grandes trabajos.

Isabel es un ejemplo de que el arte puede ayudar al ser humano a ir más allá de sus capacidades, y a creer en en él mismo.

pintura
Las pinturas tienen muchos detalles.

Esta hondureña es originaria de Copán, pero desde muy pequeña se mudó a la ciudad de San Pedro Sula. Uno de sus más grandes sueños es tener una galería y poder exhibir sus cuadros, y que de esta manera sean reconocidos nacional e internacionalmente.

Dato: Antes de la pandemia, Isabel era estilista profesional, pero se refugió en la pintura para sobrellevar sus problemas y poder generar ingresos.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido