Apenas para salvar el orgullo, pero eso no es suficiente para clasificar. Alajuelense remó contra la corriente y salvó en la última jugada un empate 2-2 ante Cartaginés, que tal vez en otro momento se hubiera celebrado más, no obstante, con todo lo que ha rodeado a la Liga en los últimos días, el punto es insípido para ambos.

Pese a que Figueroa logró el empate con un cabezazo imposible para Parker para salvar las críticas de su afición, el verdadero héroe de la noche fue el de siempre: Patrick Pemberton.

Un mano a mano al mexicano del Cartaginés Julio Cruz, otro a Manfred Russell… No importaba quien rematará, era la noche del meta rojinegro que fue una muralla para salvar lo que bien pudo ser una goleada.

Y es que a los manudos ni siquiera la suerte les sonríe.

En su debut con el primer equipo, el argentino Facundo Zabala, proveniente del Alto Rendimiento incurrió en autogol en lo que bien pudo ser su primer balón en la Primera División justo en el primer minuto de juego.

Zabala intentó despejar un tiro de esquina con tan mala suerte que envió el balón al fondo de los cordeles. La noche se hacía pesada para los rojinegros.

Pero el medio campo manudo comenzó a carburar. El regreso de Allen Guevara le dio desahogo a la Liga que tomó las riendas del partido.

Así logró rápido el empate por intermedio de José Miguel Cubero tras aprovechar un pase de cabeza de Porfirio para cerrar la pinza en el área. Llegó el empate 1-1 y la esperanza de la remontada.

Pero las ganas de Alajuelense se apagaron en la complementaria.

Cartaginés salió con más ganas y dominó las acciones.

Russell tomó rol protagónico en el centro del campo y comandó las acciones de ataque. Fue ahí donde el papel de Pemberton comenzó a agigantarse bajo los tres palos.

Cuando Patrick ya había hecho hasta lo imposible por evitar la tragedia, Cabalceta se encontró una pelota en el área y llegó solo para empujar de cabeza. 2-1 en una jugada calcada a la del gol de Cubero en el bando manudo.

En medio de la algarabía brumosa, todo un estadio veía apagarse su esperanza de clasificación.

Pero en un cobro de tiro libre, Figueroa impulsó el balón de cabeza, en una pésima marca de los blanquiazules, para la igualada 2-2.

El punto de consolación para cada uno, no hace más que poner más lejana la zona de clasificación para ambos equipos.

Alajuelense suma 17 puntos en 14 compromisos, mientras que Cartaginés llega a 19 unidades en 15 partidos. El cuarto lugar, último boleto a las semifinales, es la UCR con 23.

El boleto parece complicado para brumosos y rojinegros pues los dos depende de otros clubes para clasificar.