25.6 C
San Pedro Sula
miércoles, julio 6, 2022

Familiares de privados de libertad piden “apertura de visitas de forma gradual”

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Desde hace cinco meses que dio inicio la emergencia sanitaria por COVID-19, los privados de libertad no reciben la visita de sus familiares. Ya están desesperados, aseguran sus parientes.

La presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad, Delma Ordóñez, dijo a los periodistas de Diario TIEMPO Digital, que ellos están solicitando la apertura de visitas de manera gradual.

Expuso que se refieren a que si antes en un sábado entraban mil personas, ahora solo entren 500 y en base al porcentaje de cada módulo.

“También estamos esperando que se apliquen todas las medidas de bioseguridad y que todos notros vayamos protegidos”, manifestó.

Detalló que ellos como familiares de los privados de libertad irán protegidos con guantes, mascarillas caretas “todo lo que la persona tenga capacidad”.

Además, Ordóñez dijo que aún están a la espera de que el Instituto Nacional Penitenciario (INP) les dé una respuesta sobre el nivel de contagio que hay dentro de los centros penales.

Ahondó en que desde hace varias semanas el INP junto con la Secretaría de Salud y CONAPREV están realizando exámenes de hisopado en los módulos. Dijo que en base a esos resultados “me imagino que ellos harán la reapertura”.

“Estamos pendientes. Pero si necesitamos que se haga la apertura de las visitas a los privados de libertad”, manifestó.

Lea también – «Bajón» drástico: Cortés solo registró dos casos de COVID-19 en última cadena

Ordóñez: Privados de libertad están cayendo en ansiedad y depresión 

Por otra parte, Ordóñez manifestó la necesidad de que se haga la reapertura de las visitas a los privados de libertad. Contó que muchos ya están cayendo en un estado de ansiedad, depresión y de desesperación.

Pero no solo los privados de libertad, también los familiares están desesperados, aseguró la entrevistada. Algunos de los parientes no cuentan con fondos para enviarles.

“Es por eso que muchos familiares me dicen que no tienen comunicación con su pariente. Ya hace cinco meses y no saben cuál es la situación y salud de cada uno de ellos”, agregó.

Seguidamente, dijo que por eso solicitan al INP que les dé una respuesta, si se podrá o no, realizar la visitas. “Siempre tomando en cuentas las medidas de bioseguridad y teniendo en consideración las personas de la tercera edad y los niños para que no sean contagiados con este virus”, aseguró.

Ordóñez recalcó que ya están entrando en una desesperación y en una angustia. Mientras que los privados de libertad están malhumorados por el encierro y “por no tener visitas”.

Ya sostuvieron reuniones con el director de la cárcel de Támara y le hicieron todos los planteamientos. “Estamos esperando una resolución para ver qué nos dicen sobre la fecha de las visitas”, cerró.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido