30.1 C
San Pedro Sula
martes, abril 16, 2024

Exigen investigar muerte de mujer que involucra a militar

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El padre de la joven Ana Lizeth Hernández, que murió debido a un disparo, aseguró que no se trata de un suicidio y pidió que se investigara a la pareja de su hija, un miembro activo de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA).

Don Ángel compartió en un medio de comunicación que estaba resentido con ella porque no habían hablado por el Día del Padre.

«Lo culpo porque esperaba la llamada por el Día del Padre y estaba resentido porque no me llamaba. Yo dije en la noche que la llame le voy a pegar su regañada», comentó.

Debido a ésto, en horas de la noche, la pareja se comunicó con él para mencionarle que habían peleado.

Le puede interesar – Detienen a militar activo tras muerte de su esposa en Tegucigalpa

«Yo tuve un problemita con Anita y me vine para donde estaba sacando el curso», comentó el militar.

Familiares exigen investigar muerte militar
Elementos de la Policía Nacional llegaron al lugar para acordonar la escena del crimen.

Además, el padre de Ana manifestó que el uniformado le pidió que viajara en carro a Tegucigalpa, mientras le relataba que iba en camino a la vivienda de la joven.

En este sentido, don Ángel decidió llamarle a su otra hija, quien reside a 20 minutos de la residencia Villa Foresta, para comentar lo que estaba pasando. De igual manera, el hombre le dijo que el miembro de las Fuerzas Armadas ya estaba en el lugar.

«Son mentiras, papá. Franco aquí estaba por Copeco y cuando nos miró, nos siguió, aceleró y llegamos a un tiempo», indicó la hermana.

Estaba en pijama 

El padre de Ana señaló que su hija se encontraba en ropa para dormir cuando ocurrió el fatídico suceso. Así mismo, el hombre indicó que probablemente su hija se habría enterado de una infidelidad.

«A mí hija la agarró en ropa de dormir todavía. Para mí que mi hija se dio cuenta de que él tenía otras mujeres y seguro le dijo. Le pegó un tiro atrás de la oreja, nadie se va a matar atrás de la oreja», indicó.

De mismo modo, don Ángel indicó que en las cámaras de seguridad del complejo habitacional se puede observar dónde se ubicaba el supuesto sospechoso.

«En las cámaras sale que él entraba y salía viendo a ver si alguien la había hallado».

Relación con su yerno 

El señor aseguró que tenía una buena relación con la pareja de su hija. Sin embargo, confesó que no sabía que él era violento con ella.

«Yo por estar en bien con mi hija. No nos llevábamos como yerno ni como suegro, sino como hermanos. Yo no sabía que el amigo que había conseguido era el asesino», indicó.

De igual manera, don Ángel denunció que no se le hará autopsia a su hija debido a que se trataba de un caso que involucraba a un oficial de militar.

«Se escuchó que la patrulla le decía que no le hiciera autopsia a mi hija porque ese era un problema de la Policía Militar», comentó.

¿Qué ocurrió?

Autoridades capturaron a un miembro activo de Fuerzas Armadas de Honduras por vincularlo con la muerte indeterminada de su esposa en una colonia de Tegucigalpa, capital del territorio nacional.

La víctima respondía al nombre de Ana Lizeth Hernández Cantillano, de 33 años. La fémina era originaria de la comunidad de Zambrano y residía en el sector conocido como Villa Foresta.

De acuerdo al informe policial, la mujer murió por una herida de arma de fuego y hasta el momento, su fallecimiento está clasificado como indeterminado. Sin embargo, sus familiares solicitaron a las autoridades investigar la muerte debido a que no creen que se haya tratado de un suicidio.

Detienen militar activo muerte esposa
Elementos de la Policía Nacional llegaron hasta el lugar para acordonar la escena y comenzar la investigación del caso.

Además, se dio a conocer que el arma con la que se habría disparado se encontraba en la casa de habitación de Hernández Cantillano.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido